Capital
Ver día anteriorJueves 18 de mayo de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Pobladores de San Lorenzo Acopilco denuncian ecocidio por obras de tren

Además de contaminar, se desvía agua de manantial a la zona de trabajos, acusan

La ALDF solicita a la SCT informe de las medidas que aplicará para resarcir impacto

Foto
Integrantes de la organización Vecinos Unidos de la Zona Poniente, que se opone a la construcción del Tren Interurbano México-Toluca, ofrecieron una conferencia de prensa en las oficinas del Cencos, en la que expusieron el daño que la obra provoca a su patrimonio y a la ecologíaFoto José Antonio López
Bertha Teresa Ramírez
 
Periódico La Jornada
Jueves 18 de mayo de 2017, p. 37

El Frente Único de Organizaciones de San Lorenzo Acopilco (Fuosa) demandará a la constructora Ingenieros Civiles Asociados (ICA) por contaminar y desviar el agua del manantial de Cruz Blanca, en San Lorenzo Acopilco, delegación Cuajimalpa, hacia las obras de inducción del Tren Interurbano México-Toluca, informó el abogado de la organización, Isaac Salinas. En tanto, la Diputación Permanente de la Asamblea Legislativa (ALDF) solicitó a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) federal que en un plazo no mayor a 10 días le informe de la medidas que aplicará para atender las afectaciones que pueda generar la obra a la calidad del aire, al suelo de conservación y urbano, la vegetación, la fauna y el entorno económico y social de los habitantes de las zonas impactadas por ese tren.

El agua del manantial de Cruz Blanca, colindante con la construcción del túnel que dará paso al Tren Interurbano México-Toluca, abastecía hasta hace 20 días a la galería de agua denominado La Olla y de ahí, a través de redes locales se distribuía entre los más de 25 mil habitantes de la región, explicó Salinas.

Señaló que originalmente la comunidad especuló respecto de que el manantial se había secado por el daño que se generó a redes naturales del flujo de agua del manantial que llenaba hasta hace 20 días la galería de La Olla, pero luego de un recorrido se percataron que el flujo fue seccionado y desviado hacia las obras de construcción, y que ahora la galería es llenada con pipas, cuya agua es de dudosa calidad para uso doméstico.

Además, el río de Mina Vieja está contaminado con toneladas de cemento por lo que se presume que el registro de varias aves muertas sea a consecuencia del agua contaminada, ante lo que exigirán necropsias a los restos para que sean examinados por médicos forenses.

Aseguró que redactan la denuncia que interpondrán ante la Secretaría de Medio Ambiente y las procuraduría ambientales local y federal para deslindar responsabilidades por el ecocidio.

Por su parte, la diputada Ana Juana Ángeles Valencia (Morena), quien ha acompañado los reclamos de los comuneros por la afectación ambiental a la zona, señaló que es injusto que se destinen más de un millón de litros de agua pura a las obras del tren y a la comunidad de San Lorenzo Acopilco se le dote de agua de dudosa procedencia, a través de pipas, para consumo doméstico.