Cultura
Ver día anteriorJueves 18 de mayo de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Centenario de Juan Rulfo

Sin ser un erudito fanfarrón, conocía como nadie de novela universal, dijo Del Paso

La conmemoración a Juan Rulfo cimbra su natal Jalisco

Es un gigante de la literatura que logró destapar de manera tan mágica el lado auténtico de nuestros pueblos, definió el autor de Noticias del Imperio

La masiva afluencia al estreno de la serie televisiva Cien años con Rulfo motivó el cambio de lugar a un espacio más amplio

Foto
Aspecto del estreno de Cien años con Juan Rulfo, serie para televisión realizada por Juan Carlos Rulfo, hijo del escritor, que aparece a la derecha de la fotografía, efectuado la noche del martes en el Hospicio Cultural Cabañas, en GuadalajaraFoto Arturo Campos Cedillo
Foto
Fotogramas de la serie televisiva dedicada a Juan Rulfo, en la que aparece su Autorretrato en el Nevado de Toluca, ca. 1940; a la derecha, su hijo Juan Carlos, en el mismo lugar donde posó su padreFoto Arturo Campos Cedillo
Juan Carlos G. Partida
Corresponsal
Periódico La Jornada
Jueves 18 de mayo de 2017, p. 3

Guadalajara, Jal.

Actos solemnes, proyecciones cinematográficas, coloquios y muchas remembranzas de hijos y amigos, como los de Fernando del Paso, cimbraron en varios puntos de Jalisco la conmemoración a Juan Rulfo a 100 años de su nacimiento (el 16 de mayo de 1917).

Hoy (el martes) Rulfo hubiera cumplido 100 años. Yo tengo 82 y a pesar de esa diferencia de 18 años fue uno de los mejores amigos que he tenido en la vida. Nuestra amistad duró toda la vida y duró más allá de la vida de Juan, dijo Del Paso, invitado principal para inaugurar los festejos que la Universidad de Guadalajara hace in memoriam.

Fue un hombre sencillo, quien conocía como nadie sobre novela universal, pero sin ser un erudito fanfarrón, dijo.

El ganador del premio Cervantes calificó a Rulfo de gigante de la literatura mundial, durante la ponencia que inauguró las honras al autor de El Llano en llamas, que mañana concluyen.

“Si Juan Rulfo estuviera vivo yo no estaría aquí, estaría con él en un café, los dos fumando como chacuacos y hablando de literatura. Él sería el narrador y yo el escucha (...) Siempre tuve la impresión de que él mismo estaba asustado del éxito mundial de Pedro Páramo y El Llano en llamas, el cual en ocasiones lo abrumaba.”

En foto, en tren, en el llano

Del Paso habló del mítico libro del que Rulfo especuló como su siguiente obra tras Pedro Páramo, pero que al parecer nunca escribió.

“Durante muchos años después de la publicación de Pedro Páramo se dijo, y él mismo lo decía, que estaba escribiendo un nuevo libro que se iba a titular La cordillera. Nunca vi ninguna página y no conozco a nadie que lo haya hecho. Quizá es una leyenda que pasará a la historia como eso: una anécdota legendaria.”

El autor de Noticias del Imperio dijo que Rulfo, en sus últimos años, vivió intranquilo por lo mucho que se esperaba de él, pues fue el escritor mexicano que logró destapar de manera tan mágica el lado auténtico de nuestros pueblos.

Recordó que su amistad data de cuando entró como becario al Centro Mexicano de Escritores, dirigido entonces por Rulfo y Juan José Arreola.

Nunca antes había yo recibido tantos y tan buenos consejos dados de buena fe, con cariño y sobre todo con autoridad. Debo agregar que los comentarios que hacía sobre lo que yo escribía y sobre lo que escribían los becarios del centro, eran muy respetuosos, delicados y transparentes, como él mismo.

Del Paso imploró, mirando al infinito y hablando a Rulfo: Descuélgate tantito, yo aquí te invito un café y un cigarrito.

En el acto estuvo el escritor sinaloense Élmer Mendoza, quien calificó a Rulfo y a Del Paso como sus grandes maestros mexicanos.

Rulfo era misterioso, inexplicable e irreverente. Y eso cuando estás en la facultad es fascinante, porque lo podíamos poner a la par de John Lennon, dijo.

El estreno de la serie para televisión Cien años con Juan Rulfo, de siete capítulos, cuyo tercer episodio fue transmitido la noche del martes en el patio central del Instituto Cultural Cabañas, reunió a unas 500 personas que aprovecharon que la Fundación Rulfo Juan decidió que el ingreso fuera libre.

La gran afluencia obligó a que la proyección de ese capítulo de la filmada por Juan Carlos Rulfo, que originalmente sería en la sala de cine Guillermo del Toro, dentro del mismo edificio, fuera cambiada al patio central del histórico inmueble, donde además se obsequió a los asistentes la trilogía Pedro Páramo, El Llano en llamas y El gallo de oro en redición de RM.

La proyección fue del capítulo dedicado a la faceta de Rulfo fotógrafo y donde se realiza un recorrido de al menos 30 años sintetizados en 50 minutos, en el que se reconstruye el material visual tanto testimonial como personal del escritor, buena parte de él obtenido de los más de 6 mil negativos que posee la Fundación Juan Rulfo.

El escritor Benito Taibo, al final de la proyección, moderó una conversación en la que participaron el director Juan Carlos Rulfo, su hermano, el pintor Juan Pablo, entre otros.

Antes del estreno, en el mismo recinto se realizó una mesa de diálogo de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco, en la cual se habló a detalle de los paisajes del llano grande, al sur de la entidad, escenario literario de Rulfo.

Los hermanos Rulfo además participaron en la entrega a usuarios del Tren Eléctrico Urbano de mil ejemplares de los libros mencionados, durante la presentación del llamado vagón conmemorativo del centenario de Rulfo. Se pretende que esos ejemplares, una vez leídos, sean reintegrados al vagón para que más personas los lleven a su casa.

En el llano grande, en la región conocida oficialmente como sierra de Amula, los ayuntamientos de Sayula, San Gabriel y Tuxcacuesco realizaron también sesiones solemnes en memoria de su hijo ilustre; además, se inauguraron diversas obras y estatuas, entre ellas un magnífico mirador en el cerro que da entrada al amplio valle.

Rulfo en el Congreso

Por la tarde, Juan Carlos Rulfo asistió a la inauguración de la Cátedra Eduardo Galeano, en la cual investigadores como el cubano Adrián Pastor Quezada, el tapatío Juan José Doñan y el académico Hassan Dalband disertaron sobre el legado literario de Rulfo.

El legado de Rulfo es indudable tanto para México como para Jalisco. Es, según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, el autor de lengua española más traducido a otros idiomas después de Cervantes. Su obra sigue vigente y desafiando a sus lectores aún hoy, dijo Doñán.

En el Congreso hubo una sesión solemne en la cual Juan Pablo Rulfo afirmó que su padre vive ya por más de 100 años tras cumplir su primer centenario.

Quién hubiera pensado que vivirías más de 100 años, tú mismo que intentaste desaparecer, olvidarte de ti entregándonos lo mejor de ti para poder estar seguro de permanecer, leyó emocionado.