Espectáculos
Ver día anteriorViernes 19 de mayo de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Su cuerpo fue encontrado con una banda alrededor del cuello en un hotel de Detroit

Chris Cornell se suicida a los 52 años

Forense confirma que se quitó la vida; horas antes cantó para su familia e incondicionales

Foto
Chris Cornell durante un concierto en Ohio en 2013Foto Ap
Ap
 
Periódico La Jornada
Viernes 19 de mayo de 2017, p. 9

Detroit.

Chris Cornell, uno de los más alabados y respetados vocalistas contemporáneos de rock de las bandas Soundgarden y Audioslave, se ahorcó el miércoles a los 52 años en un cuarto de hotel en Detroit, informó el forense de la ciudad.

Al terminar la autopsia preliminar –el reporte completo aún no está listo–, el forense afirmó que se trató de suicidio. La policía se limitó a decir a los medios que el cantante fue hallado con una banda alrededor del cuello.

No hay información adicional de momento, indicó la oficina del condado de Wayne.

El deceso de Cornell anonadó a su familia y a seguidores incondicionales, ante quienes acababa de cantar horas antes durante un concierto. La actual gira de Soundgarden comenzó a fines de abril y estaba prevista hasta el 27 de mayo.

Cornell fue líder del movimiento grunge con la banda de Seattle Soundgarden, y también tuvo éxito fuera de la agrupación con proyectos que incluyeron Audioslave, Temple of the Dog y álbumes en solitario.

Era respetado en la industria de la música por su potente voz y sus memorables composiciones. Colaboró en las películas Casino Royal (2006), de James Bond, con el tema central, y con The Keeper para el filme Machine Gun Preacher (2011), por la que recibió una nominación a los Globos de Oro.

Para crear la intimidad de una interpretación acústica tiene que haber historias reales. Tienen que ser en cierto modo reales y tener un comienzo, un medio y un final. Eso siempre es un reto, de tres minutos y medio o cuatro, poder hacer eso, poder hacerlo directamente, dijo Cornell sobre la composición en una entrevista en 2015.

Cornell, quien creció en Seattle, dijo que comenzó a consumir drogas a los 13 años y que a los 15 lo expulsaron de la escuela.

Pasé de ser un consumidor de drogas diario a los 13 años a tener malas experiencias con las drogas y dejarlas a los 14, y entonces no tener ningún amigo hasta los 16, dijo a Rolling Stone en 1994. Hubo dos años en los que estaba más o menos agorafóbico y no lidié con nadie, no hablé con nadie, no tuve ningún amigo. Todos los que tenía todavía estaban hechos polvo con las drogas y eran personas con las que realmente no tenía nada en común. Pero a los 16 se interesó en serio por la música y aprendió a tocar batería mientras trabajaba de ayudante de mozo y lavaplatos.

Ésa fue la época más dura de mi vida, dijo a Rolling Stone.

Ganó un Grammy con Soundgarden, grupo formado en 1984 en una floreciente escena musical de Seattle de la que también emergieron Nirvana, Pearl Jam y Alice in Chains. Cuando era niño no me daba cuenta de que Seattle tuviera un foco tanto más rockero y de guitarra eléctrica que otras ciudades, dijo Cornell en 2011.

Tras varios éxitos la banda se metió en el mercado mainstream con Superunknown, álbum de 1994, con cinco sencillos, dos premios Grammy y 5 millones de copias vendidas en Estados Unidos.

El grupo, formado por Cornell, el guitarrista Kim Thayil y el bajista Hiro Yamamoto, se desintegró en 1997.

En el 2001, Cornell se unió a Audioslave, un supergrupo que incluyó a los antiguos miembros de Rage Against the Machine Tom Morello, Brad Wilk y Tim Commerford. La banda lanzó tres discos en seis años y también dio un concierto calificado como el primero de rock al aire libre de una banda estadunidense en Cuba, lo que algunos artistas han disputado.

Audioslave se separó en el 2007, pero Cornell y Soundgarden se reunieron en el 2010 y lanzaron el sexto álbum de estudio de la agrupación, King Animal, en el 2012.

Cornell también colaboró con miembros de lo que se convertiría en Pearl Jam para formar Temple of the Dog, que produjo un disco homónimo en 1991, en homenaje a su amigo Andrew Wood, el exvocalista de Mother Love Bone.

En el 2011, Cornell figuró en el noveno puesto en una lista de Rolling Stone de los mejores cantantes de todos los tiempos, seleccionados por sus lectores.