Mundo
Ver día anteriorViernes 19 de mayo de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

EU anuncia sanciones al presidente del Tribunal Supremo y a siete magistrados

La crisis en Venezuela, vergüenza para la humanidad, asegura Trump
Foto
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo ayer que el continente americano no había visto una crisis similar a la de Venezuela en décadas, y afirmó que, junto a su homólogo de Colombia, Juan Manuel Santos (a la izquierda), a quien recibió en la Casa Blanca, trabajaremos en todo lo que sea necesario para ayudar, pero aclaró: estoy hablando únicamente del tema humanitarioFoto Xinhua
Afp, Reuters, Dpa, Ap y Sputnik
 
Periódico La Jornada
Viernes 19 de mayo de 2017, p. 30

Washington.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó este jueves la crisis política y económica en Venezuela de vergüenza para la humanidad, e indicó que su gobierno está dispuesto a hacer lo que sea necesario para remediar la situación humanitaria en el país sudamericano.

Trump dijo que el continente americano no había visto una situación similar en décadas, y afirmó que con su homólogo de Colombia, Juan Manuel Santos, a quien recibió en la Casa Blanca, trabajaremos juntos en todo lo que sea necesario para ayudar, pero subrayó: “estoy hablando únicamente del tema humanitario.

Es algo que no habíamos visto en mucho tiempo (...) la gente no tiene para comer, hay pobreza, añadió el mandatario y destacó: una Venezuela estable y próspera es lo deseable para todo el continente americano.

En tanto, el Departamento del Tesoro anunció sanciones al presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela, Maikel Moreno, y a los siete magistrados de la sala constitucional, a quienes acusó de haber usurpado la autoridad de la Asamblea Nacional venezolana –de mayoría opositora– a finales de marzo, pese a que fueron revertidos los fallos en que se declaraba nula la asamblea.

Las sanciones incluyen la congelación de todos los activos que tengan en Estados Unidos y en la prohibición a todo estadunidense de hacer transacciones con ellos. Miembros del TSJ han exacerbado la situación al interferir continuamente en la autoridad del Legislativo, sostuvo Steven T. Mnuchin, secretario del Tesoro.

Por el contrario, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) hizo un llamado enérgico a las instituciones y pueblos del continente para detener el asedio injerencista del imperialismo por medio de la Organización de Estados Americanos (OEA) contra Venezuela.

Denunció que ese asedio forma parte de un plan orientado por el Departamento de Estado de Estados Unidos con la vergonzosa colaboración de los gobiernos de Colombia, Perú y Brasil.

En Venezuela, la Fiscalía General informó que procesará a tres soldados de la Guardia Nacional por la muerte de una persona en la localidad de Tucapé, en el estado de Táchira, lo que elevó a 45 la cifra total de víctimas mortales en el contexto de las protestas contra el gobierno, de acuerdo con cifras oficiales.

El hombre resultó herido de bala el miércoles en un lugar cercano a una protesta cuando se dirigía a comprar pañales para su hijo, y murió este jueves, precisó el alcalde Ricardo Hernández.

La muerte, la cuarta en Táchira en tres días, ocurrió en momentos en que las fuerzas militares desplazaron a ese estado a unos 2 mil 600 soldados de la Guardia Nacional y otros 600 efectivos los cuerpos de operaciones especiales para restablecer el orden.

La fiscalía también pidió medidas especiales para proteger a los reporteros que cubren las protestas contra el presidente Nicolás Maduro ante denuncias de agresiones por parte de militares, policías y manifestantes. Mientras, el líder opositor Henrique Capriles denunció que autoridades de migración retuvieron su pasaporte y le impidieron viajar a una reunión con el Alto Comisionado Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Zeid Ra’ad Al Hussein, a quien le presentaría los casos de los caídos, heridos, presos y de represión durante las manifestaciones.

Ante la imposibilidad del viaje, Capriles se incorporó a una marcha en rechazo a lo que llaman una brutal represión contra las protestas que comenzaron hace siete semanas y que han terminado en batallas campales entre manifestantes y fuerzas de seguridad.