Política
Ver día anteriorViernes 19 de mayo de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Crimen contra la libertad

Condenan en forma enérgica el homicidio del corresponsal de La Jornada

ONU y CIDH exigen a México poner fin a los ataques contra periodistas

Relatores estarán vigilantes de los compromisos que anunció el Presidente

Foto
Mensaje de Javier Valdez en las redes sociales
José Antonio Román
 
Periódico La Jornada
Viernes 19 de mayo de 2017, p. 5

Los relatores de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenaron de manera enérgica el asesinato del periodista Javier Valdez Cárdenas, corresponsal de La Jornada y cofundador del semanario Ríodoce, de Sinaloa, e instaron al gobierno de México a emprender una acción inmediata para poner fin al ciclo de violencia contra periodistas.

David Kaye y Edison Lanza, relatores especiales de la ONU sobre el derecho a la libertad de opinión y expresión y de la CIDH para la libertad de expresión, respectivamente, señalaron haber tomado nota de los compromisos del presidente Enrique Peña Nieto, asumidos la víspera, en los que anunció un plan de acción destinado a fortalecer el trabajo de las instituciones que investigan crímenes contra periodistas, así como del mecanismo de protección.

Ambos recordaron que en abril pasado reiteraron su solicitud al Estado mexicano para realizar una visita conjunta al país, y que están en espera de la respuesta de las autoridades.

La visita tendría como propósito conocer de primera mano la situación de violencia que enfrenta el gremio periodístico en el país desde hace varios años, su vulnerabilidad y las violaciones que se comenten contra el derecho a la libertad de expresión.

En un pronunciamiento distribuido por la Oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, los relatores expresan su consternación por el asesinato del periodista sinaloense Javier Valdez.

La violencia pretende silenciar el valiente trabajo de periodistas que, como Javier Valdez, reportan e informan a la sociedad mexicana sobre asuntos de interés público a pesar de las amenazas y el riesgo constante, explican.

Acerca del compromiso que asumió la víspera el presidente Peña Nieto sobre las agresiones a periodistas, dicen que refleja la gravedad de la situación que vive el país, los periodistas y la sociedad mexicana.

Esta gravedad, agrega el pronunciamiento, requiere de una acción coordinada en todos los niveles de gobierno para que los responsables de estos crímenes comparezcan ante la justicia y terminar con la epidemia de violencia contra periodistas y el derecho de la sociedad a estar informada.

Los expertos instan al gobierno mexicano, especialmente a las autoridades competentes, a investigar el asesinato de Javier Valdez de manera exhaustiva y a identificar, procesar y sancionar a todos los responsables.

La Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión, ahora bajo un nuevo liderazgo, debe producir resultados concretos en esta y otras investigaciones para demostrar que el Estado mexicano está luchando contra la impunidad de estos crímenes de forma prioritaria, insisten los relatores, quienes también piden que se brinde medidas de protección integrales y efectivas a los familiares del periodista y sus colegas, si dan su consentimiento para ello.

David Kaye, de nacionalidad estadunidense, fue designado relator especial en agosto de 2014 por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, y el mismo la CIDH hizo lo propio con el uruguayo Edison Lanza.