Mundo
Ver día anteriorSábado 10 de junio de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
La filtración a Wikileaks, por responsabilidad, afirma Manning
The Independent
 
Periódico La Jornada
Sábado 10 de junio de 2017, p. 24

Londres.

En su primera entrevista desde que fue excarcelada, la ex soldado transgénero Chelsea Manning afirmó que si filtró al portal Wikileaks 700 mil documentos confidenciales del gobierno estadunidense fue porque tenía una responsabilidad con el público.

Por ese hecho fue condenada a 35 años de prisión, de los cuales sólo cumplió siete debido a que durante los últimos días de su mandato el ex presidente estadunidense Barack Obama le conmutó la sentencia.

Acepto mi responsabilidad. Nadie me pidió hacer esto. Fue mi decisión, aseveró Manning, de 29 años, en una entrevista con ABC News.

Al preguntarle si se consideraba culpable de traición, agregó: “Tengo responsabilidad con el público. Todos la tenemos.

Obtenemos toda esa información de fuentes distintas y todo es muerte, destrucción y caos. Estábamos filtrando todos esos hechos, estadísticas, reportes, fechas, locaciones y de pronto todo se detuvo. Dejé de ver todas las estadísticas e informaciones y comencé a ver personas, explicó.

Los generales no escriben los reportes

Soy el experto en la materia sobre todo esto. Somos los que trabajamos con esa información; nos es familiar. No son generales los que escriben esos reportes, agregó Manning al explicar por qué se sintió con la responsabilidad moral de hacer público el material confidencial estadunidense.

Manning, de entonces 22 años y de nombre Bradley, trabajaba de analista informático para el ejército estadunidense cuando robó y filtró los documentos.

Entre la información que dio a Wikileaks se encuentra un video que muestra un fatal ataque de helicópteros militares estadunidenses contra civiles en Bagdad. Un camarógrafo de la agencia Reuters y su chofer figuran entre las personas que fallecieron en esa agresión.

Fue condenado a prisión en 2010 y en el reclusorio reveló su identidad de mujer. Los abogados obtuvieron la autorización para que Manning empezara a tomar un tratamiento hormonal, con el fin de comenzar su transición en la prisión militar del fuerte Leavenworth de Kansas.

En la entrevista habló brevemente de que con frecuencia tenía que ser mantenida en detención solitaria para evitar maltratos de otros reclusos, lo cual la llevó a intentar suicidarse en dos ocasiones.

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks