Política
Ver día anteriorLunes 19 de junio de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Están con nosotros y ya son parte del país, sostiene

A los asilados se les debe reconocer plenamente, pide Anel Sánchez
Víctor Ballinas
 
Periódico La Jornada
Lunes 19 de junio de 2017, p. 5

Para conmemorar el Día Internacional del Refugiado, la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) realizó ayer una feria informativa en la que participaron dependencias federales, el Gobierno de Ciudad de México, instituciones académicas, organismos internacionales y grupos civiles.

La Comar instaló 35 puestos –en la explanada de las instalaciones de la Conferencia Interamericana de Seguridad Social, ubicada en San Jerónimo Lídice–, en los que se proporcionaron folletos de los servicios y programas que brinda. Igualmente informó sobre la revalidación de estudios de educación media superior y superior, así como bolsas de empleos.

Anel Sánchez Johnson, titular de la Comar, señaló que se trabaja para apoyar a quienes llegan a México, huyendo de sus países por la violencia o la pobreza. Es fundamental, insistió, que a los refugiados se les reconozca. Están con nosotros y ya son parte de México.

En entrevista, Sánchez Johnson manifestó que el año pasado se recibieron 8 mil 800 solicitudes de refugio, y este año se han incrementado, llevamos ya más de 6 mil y esperamos un incremento de 20 o 25 por ciento, para concluir 2017 con entre 11 mil y 12 mil peticiones. La tendencia sigue y no hay ningún factor que me diga que van a disminuir.

Se le comentó que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en México ha manifestado que se podrían incrementar este año dichas solicitudes y llegar a 20 mil o más; a lo que respondió: ignoro cuáles son los parámetros en los que se basan. Yo hago proyección con datos de Comar.

Explicó que dichas solicitudes las realizan personas que huyen de Guatemala, El Salvador y Honduras, principalmente y, salen por la violencia y la pobreza.

La titular de Comar refirió que 60 por ciento de los refugiados cuentan con empleo en el sector informal, ya que laboran como mecánicos, en labores del hogar, en restaurantes o como artesanos, entre otras actividades.

Milana, una joven rusa, manifestó en entrevista que tiene tres años como refugiada en el país. Labora en un salón de belleza, pero su idea es concluir sus estudios universitarios, ya que sólo le falta un año, pero no he podido revalidar mis clases, en Comar me dicen que pronto, con la reforma que recién aprobó el Congreso en México, se va a facilitar la revalidación de estudios.