Mundo
Ver día anteriorDomingo 25 de junio de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Los argentinos elegirán legisladores y concejales provinciales el próximo 22 de octubre

Cristina Fernández y Jorge Taiana serán candidatos a senadores por Buenos Aires
Stella Calloni
Corresponsal
Periódico La Jornada
Domingo 25 de junio de 2017, p. 22

Buenos Aires.

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, secundada por el ex canciller Jorge Taiana, encabezan la lista de candidatos a Senadores del Frente de Unidad Ciudadana- que lidera la ex mandataria- por la provincia de Buenos Aires, constituyéndose en la noticia más importante en las últimas horas, en un clima tenso por la presentación de las listas también de diputados que se renovarán en ambas cámaras durante las elecciones legislativas del 22 de octubre próximo, que preocupan al gobierno derechista del presidente Mauricio Macri.

La provincia de Buenos Aires es el mayor distrito del país con 40 por ciento de los votantes. En diputados la economista Fernanda Vallejos encabeza la boleta pero también está el ex gobernador y ex candidato a presidente Daniel Sciol, el dirigente sindical Hugo Yasky y Leopoldo Moreau, de la Unión Cívica Radical , quien fuera funcionario del ex presidente Raúl Alfonsín. Todas las listas presentadas por el Frente de Unidad Ciudadana, son de cuidada pluralidad, respetando las alianzas.

La lista del oficialismo en esa provincia la encabeza el actual Ministro de Educación Esteban Bullrich, gran amigo de Macri, pero impopular y resistido por educadores y estudiantes.

Lo secunda Gladys González, de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR).En diputados de Cambiemos para la provincia encabeza la ex socialista Graciela Ocaña, y el dirigente de movimientos sociales que abandonó posiciones de izquierda Héctor Flores y el embajador en Uruguay, Guillermo Montenegro.

Con la creación del el Frente de Unidad Ciudadana, Cristina Fernández evita ir a las Primarias. Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), que se realizan el próximo 13 de agosto. En este caso por el Partido Justicialista como precandidato a Senador irá Florencio Randazzo, ex ministro del Interior y Transporte de Fernández de Kirchner, contra el intendente peronista de José Carlos Paz, Mario Ishii.

Los principales competidores en las legislativas son la oficialista Alianza Cambiemos, el nuevo Frente de Unidad Ciudadana, que congrega a diversos movimientos y partidos y el Frente Renovador que encabeza el hoy diputado Sergio Massa.

Cambiemos enfrentará ahora también a quien estuvo a punto de ganar la intendencia de Buenos Aires, Martín Losteau, ex ministro de Economía de Fernández de Kirchner durante pocos meses y quien renunció a la embajada de Estados Unidos adonde lo había enviado Macri. Se presentó ahora por esta capital bajo el Frente de Energía Ciudadana Organizada (ECO) y curiosamente tendrá apoyo de una buena parte del radicalismo por fuera de las oficialista Alianza Cambiemos.

A partir de mañana comenzará una verdadera batalla campal en el país, donde el gobierno de Macri ha mostrado la tendencia a la guerra suciacontra sus opositores más duros, con el apoyo de los grandes medios de comunicación y sectores judiciales, sabiendo que necesita fortalecerse en ambas cámaras en un escenario de crisis.

En estas elecciones se renovará un tercio de la Cámara de Senadores(24) para el período 2017-2023 y casi la mitad de los diputados(127), en este caso para el período 2017-2021. Y También Concejales y otros cargos en las provincias.

Los diputados se eligen por distrito, en proporción a la población de cada uno de éstos. El oficialismo pone en juego 41 de sus 87 bancas de diputados. Estas elecciones de medio término han cobrado especial relevancia, dada las promesas electorales incumplidas por el gobierno de Macri, y la grave situación, política, social y económica, que bordea la posibilidad de una gran crisis.

Macri está imponiendo en un neoliberalismo a ultranzas y ha perdido una gran cantidad de seguidores no partidarios que lo llevaron a un apretado triunfo en noviembre de 2015. La situación social es alarmante con un aumento de la pobreza, la indigencia, el trabajo ilegal (casi un 34 por ciento) baja de salarios, inflación, destrucción de industrias, medianas y pequeñas empresas, cierre de miles de negocios, tarifas altísimas a los servicios, un endeudamiento de miles de millones de dólares, además de el negociar a cien años el pago de los nuevos préstamos.

Pero tan grave como esto son los acuerdos militares y de seguridad con Estados Unidos, que se han negociado sin conocimiento del Congreso y de la población y que colocan al país en una nueva etapa de subordinación militar, incluyendo planes de instalación de por lo menos dos bases militares en lugares estratégicos, que además afectan a América Latina en su conjunto.

Alcanzar un buen resultado en las urnas es clave para el gobierno nacional ya que en estos comicios se modifica la composición del Congreso con el que deberá gobernar Macri en los dos últimos dos años de su mandato.

En este esquema hay divisiones en la oposición, y traslado de partidos pequeños a uno u otro frente. Son tantos los listados y los movimientos y partidos que aparecen como un laberinto en un país que necesita una fuerte unidad opositora.