Mundo
Ver día anteriorViernes 14 de julio de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Cacería judicial está destruyendo la democracia en Brasil, acusa el ex presidente

Sigo en el juego: Lula; pide ser candidato del PT para 2018

La condena responde a una estrategia para demoler al partido, que en 2016 cerró un ciclo de 13 años

Rechaza la Cámara baja que el tribunal juzgue a Michel Temer, acusado de corrupción

Foto
La presidenta del Partido del Trabajo, senadora Gleisi Hoffmann, limpia el sudor de la cara del ex presidente Luiz Inacio Lula da SilvaFoto Ap
Afp, Sputnik y Dpa
 
Periódico La Jornada
Viernes 14 de julio de 2017, p. 21

Sao Paulo.

El ex presidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010) atribuyó su condena de casi 10 años de cárcel a una cacería judicial que está destruyendo la democracia y proclamó este jueves su intención de presentarse a las elecciones de 2018.

Me van a tener que soportar mucho tiempo, afirmó en la sede del Partido de los Trabajadores (PT), al que pidió ser su candidato para la próxima contienda presidencial.

Si alguien quiere sacarme con esa sentencia, tiene que saber que sigo en el juego, aseguró el carismático líder, un día después de que Sergio Moro, el juez de primera instancia encargado de la operación anticorrupción Lavado rápido, hiciera pública su sentencia de nueve años y medio de cárcel e inhabilitara a Lula por 19 años para asumir cargos públicos.

La acusación afirma que Lula es propietario de un apartamento en el balneario de Guarujá ofrecido por la constructora OAS a cambio de su influencia para obtener contratos en Petrobras.

En una rueda de prensa, el ex presidente negó las acusaciones y se consideró víctima de una cacería judicial, comentó que ya esperaba la sentencia desde hace tiempo debido a que el juez es parcial, y reafirmó que no tirará la toalla.

A partir de ahora, voy a reivindicar del PT el derecho de postularme a la candidatura de 2018, declaró ante simpatizantes que corearon ¡Brasil, urgente, Lula presidente!

El ex mandatario, favorito en todas las encuestas actuales, acusó al juez Moro, a los fiscales de la operación Lavado rápido y a los grandes medios de comunicación de repetir constantemente las mismas mentiras para manipular a la opinión pública.

Según el ex presidente su condena responde a una estrategia para destruir al PT, que en 2016 cerró un ciclo de 13 años de gobierno cuando su sucesora y ahijada política, la ex presidenta Dilma Rousseff, fue destituida por el Congreso acusada de manipular las cuentas públicas y fue remplazada en la presidencia por el conservador, Michel Temer.

Vestido con su habitual camisa roja del PT, Lula volvió a demostrar que mantiene la energía e ironía de siempre.

Hablando de sí mismo en tercera persona, el ex dirigente sindical que enfrentó a la dictadura militar (1964-85) y colocó a Brasil en el mapa al lograr sacar a 30 millones de la pobreza, declaró:

Lula, con 71 años, cerca de cumplir 72, está decidido a pelear de la misma forma que cuando tenía 30.

El ex presidente, que enfrenta otras cuatro causas penales, puede apelar de la sentencia en libertad y sólo vería impedida su candidatura si fuera condenado en segunda instancia.

Por otra parte, una comisión de la Cámara baja rechazó el jueves que el Supremo Tribunal Federal juzgue al presidente brasileño Michel Temer, acusado de actos de corrupción, aunque el informe debe ser votado aún en el pleno de la Cámara de Diputados.

En la Comisión de Constitución, Justicia y Ciudadanía, la posición favorable al gobierno obtuvo 40 votos contra 25 que querían encaminar a la corte la denuncia formulada por el fiscal general.

El voto no es vinculante, por lo que el pleno de la Cámara debe tomar la decisión. Según la ley brasileña, dos tercios de los 513 miembros de la Cámara baja deben aprobar la acusación contra Temer para que pase al Supremo.