Economía
Ver día anteriorDomingo 16 de julio de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Pérdida de 70% de los cultivos en Castilla y León por la sequía en el sur de Europa

Producción de cereales en Italia y España podría caer al nivel más bajo en 20 años

Afectación por más de mil millones de euros en el primer país; desplome en cosecha de olivo

Foto
Este año no fue malo, fue catastrófico. No recuerdo un año así desde 1992, cuando era niño, dijo un agricultor españolFoto Afp
Reuters
 
Periódico La Jornada
Domingo 16 de julio de 2017, p. 18

Roma.

La sequía que sufre el sur de Europa amenaza con reducir la producción de cereales en Italia y zonas de España a su nivel más bajo en al menos 20 años, al tiempo que afectó a otras cosechas regionales como los olivos y las almendras.

Castilla y León, la principal región cerealera española, ha sufrido especialmente, con pérdidas de cosechas estimadas en alrededor de 60 y 70 por ciento.

Este año no fue malo, fue catastrófico. No recuerdo un año así desde 1992, cuando era niño, dijo Joaquín Antonio Pino, agricultor de Sinlabajos, Ávila, que afirmó que muchas de sus tierras ni siquiera fueron cosechadas, ya que los ingresos no cubrirían los salarios de los trabajadores.

Si bien la Unión Europea en su conjunto es un gran exportador de trigo, España e Italia dependen de importaciones de países como Francia, Reino Unido y Ucrania.

Se espera que las importaciones españolas de trigo blando suban más de 40 por ciento, hasta 5.6 millones de toneladas, en el año comercial 2017-2018, según Agroinfomarket.

España e Italia son también dos de los principales productores mundiales de aceite de oliva. Se espera que la producción caiga en ambos países, pero es probable que la peor parte se la lleve Italia, donde el Consejo Oleícola Internacional prevé un descenso de 60 por ciento.

Esperábamos una buena producción este año, pero no ha sido así, dijo Francesco Suatoni, que tiene unos 4 mil olivos junto a la histórica ciudad de Amelia, en Umbría, en el centro de Italia. Este año esperamos producir 50 por ciento menos que el año pasado. Esperemos que no, pero será muy difícil tener una buena cosecha, añadió.

La asociación agraria italiana Coldiretti señala que hay más cultivos afectados y calcula que la sequía tendrá un costo de más de mil millones de euros para los agricultores.

En España, José Ugarrio, analista de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja), destacó que la sequía está afectando a todas las cosechas, incluso las que se cultivan en invernaderos por las restricciones al uso de agua. Asimismo, destacó que productos como las almendras y los pistachos sufrirán una abrupta caída.

Attilio Tocchi, agricultor toscano que lidera el capítulo local del grupo Confagricoltura, advirtió que “es casi imposible seguir adelante así. Uno piensa ‘ok, intentaré apañármelas este año’, pero si la cosecha del año que viene es como ésta no seremos capaces de aguantar más”.