Mundo
Ver día anteriorJueves 3 de agosto de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Más evidencia de fracturas entre su gobierno y los republicanos

Arrinconado, Trump firma las sanciones contra Rusia

Insiste en que puede alcanzar mejores acuerdos que el Congreso

Foto
El presidente estadunidense, Donald Trump, ayer en el salón Roosevelt de la Casa Blanca, donde firmó un proyecto de ley que impone nuevos límites a la migración legalFoto Ap
David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Jueves 3 de agosto de 2017, p. 22

Nueva York.

Un presidente políticamente arrinconado por una ofensiva bipartidista se vio obligado a promulgar sanciones contra Rusia ante más evidencia de fracturas entre su gobierno y legisladores republicanos, mientras, intentando cambiar de canal, promovió una medida para limitar la inmigración legal y, en un hecho que asombró a muchos, su gobierno impulsó acciones contra la discriminación racial… contra los blancos.

A la vez, hubo más evidencia de que sigue escuchando voces que no existen.

Donald Trump promulgó un proyecto de ley aprobado por una amplia mayoría bipartidista en el Congreso que impone sanciones a Rusia, en lo que fue en esencia otra derrota política. Al firmar la ley que llamó defectuosa, acusó que contenía algunas medidas anticonstitucionales. Aunque la declaración oficial de la Casa Blanca afirma que apoya los objetivos de la ley para sancionar a Rusia, junto con Irán y Corea del Norte, protesta por las restricciones que impone al presidente para suspender las sanciones contra Moscú en el futuro sin previa autorización legislativa.

Declaró que firmó la ley por el bien de la unidad nacional, aunque concluyó con una queja y autoelogio: yo construí verdaderamente una gran empresa. Eso es, en gran parte, la razón por la cual fui electo. Como presidente, yo puedo hacer acuerdos mucho mejores con países extranjeros que el Congreso.

Pero en esencia estaba firmando su rendición sobre este asunto, ya que políticamente estaba arrinconado por la nube de sospecha por sus relaciones con intereses rusos durante la elección y por las cuales hay por lo menos cinco investigaciones en curso. Ante ello, y por amplios márgenes, los políticos de ambos partidos impulsaron estas sanciones como castigo contra el régimen de Vladimir Putin y Trump –y con este flanco particularmente vulnerable– no tenía otra opción.

Esto se percibió como otra evidencia de que Trump está perdiendo su poder sobre los legisladores de su partido. Otros indicadores incluyen no sólo la derrota de la contrarreforma de salud sino que los legisladores están ignorando las órdenes de Trump de resucitarla una vez más y, peor, procediendo en contra de sus deseos para estabilizar los llamados mercados de seguros de salud creados por el Obamacare.

Además, proceden las investigaciones del Legislativo, bajo control republicano, sobre los rusos y los socios de Trump en las elecciones y la defensa del procurador general, Jeff Sessions, por sus ex colegas en el Senado ante los ataques públicos en su contra de su jefe Trump, incluyendo advertencias al presidente de que habrá graves consecuencias si intenta despedirlo.

Trabajamos para el pueblo estadunidense, no para el presidente, declaró un senador republicano de Carolina del Sur esta semana. Senadores veteranos influyentes como John McCain (cuyo voto hundió la contrareforma de salud y dio la derrota a Trump) y Lindsey Graham siguen criticando al mandatario, mientras el senador Jeff Flake, de Arizona, está escribiendo un libro en el cual critica a Trump por su comportamiento errático y su admiración por figuras y acciones autoritarias.

Reforma migratoria

Trump endosó este miércoles un proyecto de ley que busca reducir a la mitad la inmigración legal en lo que llamó la reforma más significativa de nuestro sistema de migración en medio siglo. La iniciativa impulsada por los senadores republicanos David Perdue y Tom Cotton, quienes la promovieron junto con el presidente, impone nuevos límites a la inmigración legal a través de un sistema que otorgaría la residencia legal (las tarjetas verdes) con base en capacitación y méritos de los solicitantes en lugar del sistema actual que da preferencia a familiares de ciudadanos y residentes legales.

Con ello se busca reducir la inmigración legal por medio millón de personas cada año a lo largo de la próxima década y también reducir 50 por ciento el número total de refugiados admitidos en el país anualmente.

Trump prometió reducir la inmigración legal en paralelo con lo que sí está logrando en su feroz ofensiva contra la inmigración ilegal y el arranque de la construcción de su muro fronterizo, temas que generan apoyo entre su base en una coyuntura donde ha sido debilitado por varias derrotas de alto perfil.

Sin embargo, analistas pronostican que, por ahora, este proyecto de ley no prosperará en el Senado.

Antidiscriminación

Al mismo tiempo, se difundió que el gobierno de Trump se prepara para proceder contra la discriminación racial contra los blancos. El New York Times reveló que, bajo instrucciones de su aún procurador general Sessions, el Departamento de Justicia considera investigar y demandar a universidades que han cometido, según un documento interno oficial, discriminación intencional con base de raza en emplear la llamada acción afirmativa para determinar cuáles estudiantes aceptan en sus instituciones.

La acción afirmativa es una serie de normas y políticas que buscan ofrecer mayores oportunidades a minorías generalmente en desventaja en educación entre otros rubros. Fue fruto de las luchas por los derechos civiles de afroestadunidenses, latinos y mujeres en respuesta al racismo institucional y otras formas de discriminación histórica que continúan marcando a este país. Fuerzas derechistas se han opuesto a estas políticas al denunciar que son usadas para dar privilegios y recursos gratis a ciertos sectores sociales a costa de los contribuyentes y frecuentemente usados para efectos políticos de la izquierda.

Teléfono descompuesto

Después de que Trump, en una entrevista con el Wall Street Journal afirmó: recibí una llamada del jefe de los Boy Scouts afirmando que fue el discurso más grandiosos que jamás se haya hecho ante ellos, y que estaban my agradecidos, este miércoles los Boy Scouts negaron que su director hubiera llamado al presidente. No estamos enterados de tal llamada, indicó en una declaración la organización juvenil. El discurso agresivamente partidista y burdo del presidente ante unos 40 mil integrantes de la organización la semana pasada provocó una ola de protesta de padres de familia de scouts, que llevaron al director a ofrecer una disculpa por los comentarios del mandatario.

Esto ocurrió luego de que el martes la cancillería mexicana emitió un comunicado para negar que el presidente Enrique Peña Nieto haya hablado con Trump después de que el mandatario comentó, al iniciar una junta de su gabinete el lunes, que su contraparte mexicana había elogiado su política para contrarrestar la migración.

Complot

Un funcionario del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca fue despedido el mes pasado después de escribir un memorando en el cual denuncia que existe un complot de globalistas, islamitas, banqueros y el Estado profundo, algunos que utilizan tácticas maoístas, para subvertir a Trump y destruir al país, reportó hoy The Atlantic. Rich Higgins, ex funcionario del Pentágono que fue nombrado director de planeación estratégica en el Consejo, escribió que existían amenazas domésticas e internacionales a la presidencia, y que lo de Rusia era parte de este complot para sabotear la agenda nacionalista de Trump. Aparentemente Higgins era del bando del estratega político Steve Bannon, y su despido es percibido como una derrota para sus aliados dentro del reino Trump.