Sociedad y Justicia
Ver día anteriorJueves 3 de agosto de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Es una práctica que requiere el apoyo de familias y empresas, destaca el titular de la Ssa

En México, sólo uno de cada tres bebés tiene lactancia materna exclusiva durante 6 meses

Alta incidencia de cesáreas, entre los obstáculos para alimentar al pecho: Juan Rivera

Ángeles Cruz Martínez
 
Periódico La Jornada
Jueves 3 de agosto de 2017, p. 32

La lactancia materna previene enfermedades como desnutrición, reduce el riesgo de desarrollar obesidad y diabetes en la edad adulta y en general fortalece el sistema de defensas del organismo, pero en México apenas uno de cada tres bebés tiene ese alimento de manera exclusiva durante los primeros seis meses de vida, al menos.

Lo anterior, a pesar de que entre 2012 y 2015 se duplicó la frecuencia de esta práctica, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2015. De hecho, es el mayor incremento que se ha tenido en los años recientes, luego de que en 2012 se ubicó en 14.4 por ciento, uno de los niveles más bajos entre los países de América. Para 2015 el indicador llegó a 30.8.

Del primero al 7 de agosto tiene lugar la Semana Mundial de la Lactancia Materna, la cual se celebra en más de 170 países, México incluido. Con ese motivo se han organizado diversos foros y conferencias. En uno realizado por la Alianza pro Nutrición Infantil, el titular de la Secretaría de Salud (Ssa), José Narro, resaltó la importancia de fomentar que las madres amamanten a sus hijos. Ese no es un trabajo solamente de ellas, indicó, sino que se requiere la participación de todos, desde la familia hasta las empresas, con las facilidades que deben dar a sus trabajadoras.

Recordó que en 35 años se redujo a la mitad la mortalidad infantil (de recién nacidos a cinco años de edad) por enfermedades prevenibles. La vacunación, la lactancia y otras medidas explican este logro.

Ignacio Rubí Salazar, subsecretario de Previsión Social de la Secretaría del Trabajo, convocó a los empresarios a impulsar la lactancia materna y ofrecer espacios adecuados para ello, pues cuando las mujeres cumplen con esta actividad se sienten mejor y realizan su trabajo con mejor ánimo.

Es, pues, un elemento que contribuye a elevar la productividad. Resaltó que la participación de la mujer en actividades económicas remuneradas subió de 17.3 por ciento en 1970 a 42.2 en la actualidad.

En tanto, en el quinto Foro Nacional de Lactancia Materna, organizado por el Fondo Naciones Unidas para la Infancia, el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), la Universidad Iberoamericana, el Instituto Tecnológico Autónomo de México y la organización Un Kilo de Ayuda, Juan Rivera, director del INSP, comentó que uno de los obstáculos para que los bebés sean alimentados al seno materno es la elevada cantidad de cesáreas que se realizan en el país.

Dijo que reducir esas cirugías, aumentar la consejería en lactancia y disminuir el uso de sucedáneos (leche en polvo) contribuiría para incrementar en 12 por ciento la alimentación exclusiva al pecho. Algunos especialistas han señalado que en la mayoría de las instituciones, 50 por ciento o más de los nacimientos se dan mediante cesáreas, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) plantea que no deberían superar 15 por ciento.

En México funciona una estrategia nacional para fomentar la lactancia, por lo que el reto es dar continuidad a las acciones, capacitar al personal de salud y contar con la colaboración de empresas, academia y sociedad civil, señaló Pablo Kuri, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, durante su participación en el foro.