Capital
Ver día anteriorViernes 11 de agosto de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Estarían investigadores de la UNAM, el IPN y otras instituciones académicas, expresa

Propone Mancera construir un centro de innovación nacional en terrenos del AICM

México tiene que apuntar en esa dirección, señala

No tendríamos que desalojar a nadie

Gabriela Romero Sánchez
 
Periódico La Jornada
Viernes 11 de agosto de 2017, p. 34

En los terrenos que hoy ocupa el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) podría construirse un centro de innovación nacional, en el que estarían investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Politécnico Nacional (IPN), entre otras instituciones académicas, planteó el mandatario capitalino, Miguel Ángel Mancera Espinosa.

Me parece que es una gran oportunidad, porque México tiene que apuntar a la innovación y tenemos el terreno, por lo que ya no tendríamos que desalojar a nadie ni experimentar, explicó al participar en la séptima asamblea general ordinaria de asociados de la Alianza para la Formación e Investigación en Infraestructura para el Desarrollo de México, realizada en la rectoría de la UNAM.

Ante el rector Enrique Graue Wiechers; el director del IPN, Enrique Fernández Fassnacht, y el subsecretario de Planeación y Transición Energética de la Secretaría de Energía, Leonardo Beltrán Rodríguez, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México habló de la importancia de que una vez que deje de operar el aeropuerto internacional, en esos terrenos la universidad pueda edificar una nueva sede.

Crecer con vocación

Se puede crecer en una parte de Ciudad Universitaria, allá que hace muchísima falta, pero con una vocación, que podría ser la innovación, propuso.

Mancera Espinosa advirtió que a México le ha faltado trabajar más en el tema de la innovación, cuando es un rubro importante para competir a escala mundial.

Detalló que en el caso de la Ciudad de México, en 2016 se firmó un convenio para tener recursos a partir de aportaciones voluntarias de dos pesos por cada mil de los proyectos de obra que se realicen en la capital del país. Con este ingreso se creó el fideicomiso, el cual realizó la construcción y equipamiento del laboratorio de estructuras y materiales de alta tecnología de la alianza. Mecanismo que, dijo, se podría retomar a nivel nacional.