Política
Ver día anteriorViernes 11 de agosto de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Fallas de supervisión; sólo era necesario cambiar un tubo dañado, determina peritaje

Una alcantarilla, causa del socavón en el Paso Exprés
Foto
El director general de Carreteras, Clemente Poon Hung, durante la conferencia de prensaFoto Roberto García Ortiz
Miriam Posada García
 
Periódico La Jornada
Viernes 11 de agosto de 2017, p. 9

La estructura del Paso Exprés de Cuernavaca se reblandeció debido a que no se revisó ni cambió el tubo de la alcantarilla que corre bajo la zona en la que se abrió el socavón, orden que debió surgir de la empresa SACC Ingeniería, coordinadora del proyecto.

‘‘No era necesario que pasara un auto o una mosca, el lugar ya se había reblandecido’’, señaló Humberto Marengo Magallón, integrante del grupo de especialistas encargados de realizar el peritaje. ‘‘Si se hubiera cambiado el tubo de la alcantarilla no estaríamos sentados aquí’’.

Advirtió que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) debe hacer un ‘‘examen de conciencia’’ y cambiar todos sus procesos de supervisión y realización de proyectos, y aseguró que lo ocurrido en el Paso Exprés es resultado de una cadena de falta de supervisión y malas decisiones.

Los realizadores de este peritaje no señalaron la responsabilidad del consorcio constructor Aldesa-Epccor porque, dijeron, eso será resultado de las auditorías que realiza la Secretaría de la Función Pública (SFP) y las ordenadas por la SCT, pero ‘‘sin duda habrá varios responsables’’.

Ruiz Esparza, ausente

Por separado, el director general de Carreteras, Clemente Poon Hung, asumió el resultado del peritaje sobre el Paso Exprés de Cuernavaca, realizado por el grupo de expertos, al señalar que se debió a fallas en la supervisión, diseño y desarrollo de la obra pero, acotó, se conocerán responsabilidades cuando la SCT y la SFP concluyan sus investigaciones.

En el encuentro con medios de comunicación destacó la ausencia del secretario de Comunicaciones, Gerardo Ruiz Esparza, y del subsecretario de Infraestructura, Óscar Callejo.

Ante las fallas en supervisión, planeación y desarrollo de la obra, señaladas por los especialistas que elaboraron el peritaje, Poon Hung argumentó que la dependencia ‘‘contrata empresas desde el proyecto hasta la construcción y supervisión. Esas empresas, se supone, son profesionales y eso lo demuestran en el proceso de licitación y asumen su responsabilidad porque se vuelven mandantes de nosotros. Ellos son los responsables que nos deben estar informando y ayudando; esa es la responsabilidad de las empresas’’.

En coincidencia con los peritos, explicó que el hundimiento se debió en parte a que el proyectista estructural del camino decidió confinar el terraplén con muros; propuso que se embovedara la alcantarilla, pero no se hizo y eso pudo evitar el dislocamiento del tubo, pero se inyectó concreto y el agua que corría por la alcantarilla buscó salir, por lo que se humedeció todo el material debajo del asfalto.

Marengo Magallón presentó las conclusiones del peritaje realizado junto con los ingenieros Héctor Manuel Landeros y Mario Rodríguez, quienes firmaron el documento debido a que otros especialistas asignados se disculparon de participar por tener algún conflicto de interés.

Los peritos concluyeron en este primer estudio que la zona se hundió debido al reblandecimiento de tierra por las lluvias, por el daño que presenta la tubería, que data de 1987, cuando se cambió por una de 1.56 metros de diámetro, así como porque se hicieron dos inyecciones de concreto para rellenar algunas zonas, material que no logró penetrar.

La carretera sobre la que se construyó el Paso Exprés data de 1967; entonces se puso una alcantarilla de 1.20 metros de diámetro debido a que la vocación de la vía era rural. ‘‘Fue un error el diseño de la obra; se tuvo que revisar porque la zona ya no es rural sino urbana y hay más descargas y población’’. Al hacer un recorrido por la alcantarilla los peritos observaron daños en la estructura y aseguraron que el cambio era obligado, y así debió ser señalado por SACC Ingeniería, empresa coordinadora del proyecto.

Aseguró que días antes del hundimiento llovió de forma intensa en la región, ‘‘sin ser extrema’’, pero ello no fue el mayor motivo para el hundimiento, como sí lo fue que la alcantarilla estuviera llena de basura, lo que produjo que se hiciera un tapón aguas abajo.

Dijo que al confinar el terraplén con muros de concreto y con la inyección de ese material es posible que se haya provocado la desviación o fractura de la alcantarilla, pero eso sólo puede comprobarse con un peritaje especial que llevaría tres meses.

Detalló que la alcantarilla estaba erosionada por el paso de los años y por la corrosión que se produce por el metano y sulfatos que se desprenden de los desechos y aguas negras en época de secas. Señaló que a lo largo del Paso Exprés hay 19 alcantarillas como la que contribuyó a la generación del socavón en el que murieron dos personas hace un mes, pero que es la SCT la que se encuentra a cargo de la verificación de cada una de esas zonas.

Junto con los directores del Instituto Mexicano del Transporte, Roberto Aguerrebere; del centro SCT Morelos, Héctor Castañeda, y de Servicios Técnicos, Poon Hung anunció un Atlas de Vulnerabilidad del Sistema de Transporte Carretero y cinco acciones para atender la infraestructura, donde figura la revisión de las redes de transporte, e indicó que quienes tiene la necesidad de usar el Paso Exprés y la red de autopistas y carreteras del país no deben sentir temor.

Destacó que la construcción del puente con el que se pondrá en completo funcionamiento el paso llevará 10 semanas, aunque la seguridad de los usuarios y los vecinos se antepondrá a la meta de cumplimiento. El puente estará sobre pilotes enterrados 15 metros y al aire 10.

Por su parte, la Secretaría de la Función Pública recibió la opinión técnica del Grupo de Profesionales Independientes relativa al proceso de falla del socavón, para realizar las medidas necesarias.

En ese contexto, la dependencia federal procederá a la revisión del contenido del documento, a fin de llevar a cabo las acciones conducentes, expresó en un comunicado.

Indicó que las conclusiones de dicha opinión no son vinculantes y de ninguna manera ponen fin a las diversas líneas de investigación que desarrolla la SFP por conducto del Órgano Interno de Control en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.