Economía
Ver día anteriorDomingo 24 de septiembre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Inicio Editorial El Correo Ilustrado Opinión Política Economía Mundo
Estados Sociedad y Justicia Cultura Espectáculos Deportes Fotografía Cartones
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El actor recibió premio nacional español de cine en el Festival de San Sebastián

Aún me quedan muchas orejas por cortar: Antonio Banderas

Otorgan a Paz Vega el galardón latino en el certamen donostiarra; he vivido momentos machistas en el set, reconoce

Aplauden El autor, del mexicano Manuel Martín Cuenca

Foto
En imagen de archivo, el intérprete malagueño y su novia Nicole Kimpel en la edición 68 del Festival de CannesFoto Ap
Ap, Dpa y Afp
 
Periódico La Jornada
Domingo 24 de septiembre de 2017, p. 6

Madrid.

Antonio Banderas señaló que todavía le quedan muchas orejas por cortar, en un guiño a una práctica habitual en el mundo del toreo con el que prometió extender una carrera profesional que fue reconocida con el Premio Nacional de Cinematografía en España.

El actor de Filadelfia o La máscara del Zorro, que también ha dirigido y producido sus propias películas, se ha recuperado de un infarto al corazón que sufrió en enero por el que estuvo internado brevemente en una clínica en Suiza.

La entrega del premio se realizó ayer en el contexto de la edición 65 del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, en cuyo guión también ha aparecido la crisis política provocada por el referendo de independencia que el gobierno regional de Cataluña quiere llevar a cabo en octubre.

En referencia al voto, que el gobierno español considera ilegal, el actor dijo que uno de los retos a los que se enfrenta España es la maravillosa imperfección, y señaló: Lo que tenemos por delante es una prueba de carácter y la voluntad para sobreponerse y crecer.

Regreso al hogar

Banderas recordó cómo sus años formativos transcurrieron en paralelo al paso de España de la dictadura de Francisco Franco a la democracia, a finales de los 70. Creí entonces y creo ahora en ese proyecto común llamado España, y a veces estoy orgulloso de él y a veces no, pero no puedo evitar quererla, señaló el actor de 57 años.

Banderas recibió el premio de manos del ministro de Cultura de España, Íñigo Méndez de Vigo, quien alabó cómo ha logrado imprimir un carácter propio a todos sus personajes y ha sobrevivido a su propio éxito para no parar de crecer, dirigiendo sus propias películas, interpretando, produciendo, cantando y, creando y exprimiendo al máximo su talento.

Banderas ha sabido regresar al hogar que lo vio crecer, dijo el funcionario, destacando las raíces del intérprete en Málaga, a pesar de haber recorrido el mundo, de haber trepado a lo más alto del cartel, y de haber sufrido también duros contratiempos.

Según Méndez de Vigo, la etiqueta de latin lover que Banderas se forjó con sus interpretaciones en producciones estadunidenses como Two Much o Desperado, así como su participación en un video musical de Madonna, no hace justicia al verdadero valor de Banderas en el cine de las últimas décadas.

El director Carlos Saura, que dirige Guernica, cinta en la que Banderas interpretará a Pablo Picasso, señaló en la ceremonia que el actor es un ejemplo de que se puede hacer cine en España y fuera de ella.

En tanto, la actriz Paz Vega señaló que Banderas es un modelo a seguir por los actores del país y destacó la energía, pura pasión y la luz que irradia el actor.

El Premio Nacional de Cinematografía está dotado con 30 mil euros (35 mil dólares) que el actor, dijo, donará a la Escuela Nacional de Arte Dramático de Málaga, donde estudió.

Los directores españoles Fernando Trueba, JA Bayona y Álex de la Iglesia, así como los actores Isabel Verdú, Javier Bardem y Ángela Molina han recibido en años anteriores el galardón.

En tanto, Paz Vega, quien ayer recibió el Premio al Cine Latino en el Festival de San Sebastián, reconoció que aunque no ha sentido discriminación por ser mujer, sí ha vivido momentos machistas en el set.

Ha habido momentos incluso misóginos en los que me he sentido muy ofendida, dijo una sonriente Vega, que horas antes había rendido homenaje a su amigo Antonio Banderas.

Vega aseguró que se sigue sorprendiendo con todo y dijo sentirse con las mismas mariposas en el estómago que la primera vez que recibió una distinción. Cada proyecto nuevo es un reto, y así debe ser: El día que lo tengas todo claro y pises sobre seguro es que algo se ha muerto.

Este sábado el cine iberoamericano se apropió del Festival de San Sebastián, con la presentación a concurso por la Concha de Oro de la sátira El autor, coproducción hispano-mexicana de Manuel Martín Cuenca, y el drama de la prostituta Alanis, de la argentina Anahí Berneri.

En la segunda jornada del certamen donostiarra, considerado el de mayor prestigio del mundo hispano, la nueva película de Martín Cuenca fue recibida con un cerrado aplauso.

Con muchos momentos de humor y con Javier Gutiérrez en el papel protagónico, el filme narra la historia de un aspirante a escritor sin talento, a quien abandona su mujer, una autora de éxito.

El autor se enfrenta a otras 17 películas en la sección oficial por la Concha de Oro, el máximo galardón del festival, que este año cuenta con un jurado presidido por John Malkovich.

Este año, como es costumbre, el festival donostiarra ofrece una mezcla muy heterogénea de largometrajes en competencia, entre ellos, la más reciente ficción del alemán Wim Wenders, Submergence, que inauguró el festival el viernes; la comedia Le sens de la Féte, de los franceses Olivier Nakache y Eric Toledano o la biopic The Disaster Artist del estadunidense James Franco.