Ciencias
Ver día anteriorMartes 15 de agosto de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Susana Aurora Magallón encabezó el estudio en su laboratorio del Instituto de Biología

Hecho en la UNAM, árbol evolutivo de las flores es base de proyecto mundial

El trabajo proporciona datos innovadores sobre las fases iniciales de la evolución de las angiospermas y ofrece un escenario simple para explicar la diversidad de formas de esas especies

De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Martes 15 de agosto de 2017, p. 2

Susana Aurora Magallón Puebla, del Departamento de Botánica del Instituto de Biología (IB) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), participó en el estudio internacional Proyecto eFLOWER, que reconstruyó el desarrollo de las flores en los pasados 140 millones de años, investigación en la que participaron 36 expertos de 13 países.

Magallón Puebla señaló que se trata de resultados de una colaboración internacional que llevó cerca de seis años; es un estudio original, que mostró una estructura floral totalmente inesperada: el hecho de que las partes estuvieran agrupadas en círculos concéntricos de tres órganos.

El proyecto proporciona información sobre el avance temprano de las flores y acerca de las principales pautas de evolución entre todos los linajes vivientes del grupo. Uno de los productos más sorprendentes es un nuevo modelo de la flor ancestral que, de acuerdo con el estudio, era bisexual, con órganos femeninos (carpelos) y masculinos (estambres) y múltiples verticilos (círculos concéntricos) de órganos parecidos a los pétalos, en grupos de tres.

Se trata de un esfuerzo sin precedente, que combina información sobre la estructura de las flores, con datos actualizados sobre el árbol evolutivo de las plantas con flores (angiospermas), basado en secuencias de ADN. El árbol filogenético utilizado fue hecho totalmente en la UNAM.

El trabajo proporciona datos innovadores sobre las fases iniciales de la evolución de las angiospermas y ofrece, por primera vez, un escenario simple para explicar la diversidad de formas florales. Los resultados ya fueron publicados en la revista Nature Communications.

Al hablar del árbol evolutivo fechado (filogenético) que fue utilizado en el Proyecto eFLOWER, la universitaria expuso que está calibrado temporalmente; es decir, las ramas que unen a las especies del estudio representan tiempo absoluto, una cantidad de millones de años.

Lo importante es que lo realizamos en la Universidad Nacional, yo como autora principal, con una colaboradora posdoctoral y dos estudiantes. Me satisface que fue producido en mi laboratorio y es utilizado para llevar a cabo estudios de la evolución floral de las angiospermas. Ayudó a resolver preguntas sobre las que siempre hubo incógnitas.

En la actualidad, detalló, cerca de 20 por ciento de las flores tienen verticilos trímeros, pero en menor número: las azucenas tienen dos, las margaritas tres. Por mucho tiempo se ha supuesto que la flor ancestral tenía órganos dispuestos en una espiral.

El estudio está fundamentado en modelos matemáticos para representar el desarrollo de ciertos atributos a través del tiempo, y estimar la probabilidad de diferentes características en múltiples ancestros. Se utilizó la base de datos de atributos florales más grande jamás ensamblada. La coordinación, revisión y análisis de este logro requirió de seis años y se incorporaron tres métodos analíticos, además de muchos modelos evolutivos.

Participaron 12 estudiantes avanzados de botánica de diferentes países, quienes laboraron con los investigadores durante una escuela de verano de una semana en la Universidad de Viena, en donde codificaron la mitad de los datos.