Economía
Ver día anteriorSábado 2 de septiembre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 

Salario, al final en negociación del TLCAN

Fustiga dirigente canadiense el argumento de mierda
Susana González G. y Roberto González Amador
 
Periódico La Jornada
Sábado 2 de septiembre de 2017, p. 19

El tema laboral, sobre todo por los bajos salarios que se pagan en México en comparación con Estados Unidos y Canadá, saltó al final de la sesión inicial de la segunda ronda de la renegociación del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), pero no porque trascendieran las discusiones al respecto de los equipos negociadores de los tres países, sino porque Jerry Dias, dirigente de la Unifor, el sindicato más importante del sector privado en Canadá, fustigó como argumento de mierda (crap argument) crear empleos a costa de paga ínfima.

No hay duda de que se deben igualar los sueldos de Estados Unidos, México y Canadá, y también las percepciones entre hombres y mujeres, dijo en declaraciones a la prensa en el hotel donde se lleva a cabo la renegociación.

Consideró que el gobierno de México se siente muy cómodo con la gente viviendo en la pobreza y destacó el contraste que existe entre los trabajadores del sector automotriz de Canadá y de Estados Unidos que pueden adquirir los propios coches que fabrican, lo cual es muy difícil para los obreros mexicanos.

Los bajos sueldos en México generan pobreza en la población pero también han provocado la quiebra de fábricas automotrices en Canadá, porque es difícil competir con la mano de obra barata, abundó.

Debe haber, dijo Dias, una especie de negociaciones a nivel internacional, desde América del Norte y Sudamérica hasta Europa y Asia para nivelar los sueldos.

El dirigente sindical criticó al gobierno local por favorecer bajos salarios. Los trabajadores mexicanos, dijo, trabajan tan duro como sus homólogos de Canadá y Estados Unidos, por lo que merecen el mismo respeto y no se justifica que no puedan ganar 35 dólares o 535 pesos la hora como ellos. Dias repudió a los sindicatos blancos que no defienden a los afiliados.