Política
Ver día anteriorLunes 11 de septiembre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

En su largo historial ha sido ligado al narco y acumulado unos $100 millones

Ismael Flores, el multimillonario líder obrero que es investigado en EU y no en México
Arturo Cano
 
Periódico La Jornada
Lunes 11 de septiembre de 2017, p. 10

El día era de lujo: Joaquín Gamboa Pascoe develaba su propia estatua en la sede de la Confederación de Trabajadores de México (CTM). A sus costados estaban, en los sitios de honor, Carlos Aceves del Olmo, actual líder nacional cetemista, e Ismael Flores Cantú, dirigente en el estado de Nuevo León.

En esa ocasión Flores Cantú se miraba concentrado en un documento. O tal vez le daba vueltas en la cabeza la frase que inmortalizó a su entonces jefe nacional: ¿Qué, porque los trabajadores están jodidos yo también debo estarlo?

El buen alumno Flores Cantú siguió como pocos los pasos de Gamboa Pascoe, quien ganó la más alta posición cetemista por su lealtad y por las acciones gangsteriles que comandó contra la Tendencia Democrática de los electricistas.

Flores se hizo amigo de Janitzio Caballero, hijo del cacique estatal Raúl Caballero Escamilla, y supo ganarse su confianza por su talento para encabezar grupos de choque.

A la muerte de Caballero, en 2001, Flores Cantú aprovechó la enfermedad del sucesor natural para hacerse del cargo. Lo religieron en marzo pasado por seis años más.

La historia que sigue resultó previsible y se resume en un alud de notas en la prensa del estado del norte que dan cuenta de la enorme riqueza acumulada por Flores Cantú y su entorno: la lista de casas, edificios, terrenos, flotillas de transporte público y otras empresas no cabría en varias planas de un periódico.

Abultado expediente en las agencias de seguridad de EU

Su historia, hasta aquí, es la de muchos líderes sindicales cetemistas. Pero Flores Cantú es dueño, además, de un abultado expediente en las agencias de seguridad de Estados Unidos. La parte conocida son los cables que el consulado de ese país en Monterrey ha enviado, al menos desde 2014, a instancias como el Departamento de Seguridad Interior, la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI por sus siglas en inglés).

En mayo pasado, el noticiero de Denise Maerker dio a conocer algunos de esos cables que, en resumen, revelan que Estados Unidos acusa a Flores Cantú de utilizar la estructura de su organización, la Federación de Trabajadores de Nuevo León, para lavar dinero, extorsionar a comerciantes y transportistas, e incluso, sospechan los gringos, para la distribución de estupefacientes.

Uno de los cables sugiere que el Departamento del Tesoro investigue al líder y su hijo, Óscar Alejandro Flores Treviño, para detectar las propiedades que han comprado en Estados Unidos mediante prestanombres y determinar si fueron adquiridas para lavar dinero.

Un mes más tarde las indagaciones se extendieron a otros cinco hijos del líder –tiene 13 con varias parejas– y otros familiares, así como a varias empresas en las que figuran como socios.

El cable fechado el 27 de mayo de 2015 afirma que el líder “ha acumulado una cantidad muy significativa de dinero en bancos estadunidenses, que son producto de los cobros indebidos a los comerciantes, que se considera un delito de corrupción y también de lavado de dinero del cártel de Los Zetas y venta de drogas por medio de los taxistas que trabajan para él”. Según los cables consulares, al menos 150 choferes cetemistas se dedican a labores de vigilancia de las fuerzas federales y a la distribución de estupefacientes.

En el documento también se expresan dudas sobre el interés del sistema fiscal mexicano de actuar en contra del dirigente sindical.

Sillas voladoras

Se han dado en las calles y en los paraderos, pero el martes pasado llevaron su bronca al salón de un hotel. Cetemistas se enfrentaron con ex miembros de sus sindicatos y, según la prensa local, con seguidores de la alcaldesa de Escobedo, Clara Luz Flores quien, con su esposo Abel Guerra, sostiene una vieja rivalidad con Flores Cantú. Tanto Flores como Guerra rechazaron haber sido los causantes del sainete.

Foto
Ismael Flores Cantú, encabeza desde 2001 la CTM en Nuevo León. Ahora es investigado por lavado de dinero, entre otros ilícitosFoto tomada de Twitter

En las redes sociales circularon videos del enfrentamiento en el que volaron sillas y que se saldó con una decena de lesionados.

En marzo pasado, al ser relecto por aclamación en presencia de Carlos Aceves, líder nacional de la CTM, Flores Cantú había acusado al gobierno estatal, que encabeza Jaime Rodríguez, de emprender una campaña en su contra y había advertido: no confundan prudencia con debilidad.

Un recuento elaborado por dirigentes del Partido Revolucionario Institucional en Nuevo León concluye que Flores consolidó su poder gracias a que creó una estructura al estilo del crimen organizado.

Según ese recuento, Flores controla al menos una decena de rutas y empresas de transporte público. Mediante asambleas amañadas y actas falsificadas, por ejemplo, acabó con las cooperativas de transporte para hacerse del control de varias rutas.

En otros cables, no dados a conocer por el noticiario de televisión, se pide continuar las indagaciones y ampliarlas a otros allegados al líder cetemista. El fechado el 16 de noviembre de 2015 recomienda extender la investigación a Mario Alejandro Guerra de la Fuente, Leonardo Reyes Flores y Juan Manuel Méndez Domínguez, debido a que se han detectado transferencias entre cuentas de estos personajes y cuentas de los hijos de Flores. El cable recomienda pedir la colaboración de autoridades mexicanas y solicita alertar al Departamento del Tesoro sobre la posibilidad real de que se estén transfiriendo recursos a paraísos fiscales (cable 75MONTERREY204_m).

Tres meses antes, el despacho consular tuvo como objetivo pedir que se investigaran los depósitos, en bancos nacionales, de cantidades significativas por cinco de los hijos de Flores Cantú. Ahí se sugiere integrar los nombres de los hijos a la investigación en curso no sólo por corrupción, sino también por prácticas de tráfico de drogas.

En un cable fechado el 28 de agosto de 2015 se alude a dos investigaciones contra Flores Cantú, una por lavado de dinero y otra por corrupción. Es importante agregar, dice el documento, “que algunos de los taxistas dentro del sindicato tienen vínculos con Los Zetas” (cable 43MONTERREY028_g).

El documento dice también que se están integrando expedientes de las personas que se dedican a realizar los cobros a los comerciantes –principalmente taxistas–, para así poder establecer la relación entre Flores y los cárteles de la droga.

El cable también informa de una investigación sobre las cuotas que la CTM de Nuevo León cobra a los comerciantes de Monterrey y su zona conurbada. El interés estadunidense está en saber si se trata de cuotas que cobra directamente el sindicato o de la vía usada por un cártel para extorsionar. En el cable 167MONTERREY209_c, fechado el 8 de marzo de 2016, se solicita dar seguimiento a la investigación sobre José Ismael Flores “por lavado de dinero y vínculos con cárteles mexicanos que operan en el estado de Nuevo León”. La oficina que envía el cable solicita una investigación en el terreno para conocer la forma de operación del líder sindical y el grado de colaboración con los cárteles. “Es importante determinar si (Flores Cantú) está usando el sindicato que dirige para lavar dinero de algunos cárteles de la droga o si también está participando directamente en la operación de distribución y supervisión” de las organizaciones criminales.

La suma de propiedades de Flores Cantú rebasa los 100 millones de pesos y diarios regios han calculado que tiene entradas –cuotas sindicales, más extorsiones a comerciantes y otros negocios– que rebasan los 140 millones de pesos.

¿Se maneja solo Flores Cantú? Un dirigente medio de la CTM dice que la gente de Aceves del Olmo se mueve a sus anchas en Nuevo León. Refiere que una hija del líder nacional Aceves viaja frecuentemente a Monterrey, donde opera acuerdos entre el comité nacional cetemista y Flores.