Política
Ver día anteriorMiércoles 13 de septiembre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Destacan importancia de la prevención para evitar catástrofes

Desastres naturales provocados por agua, los más peligrosos para México
Fabiola Martínez
 
Periódico La Jornada
Miércoles 13 de septiembre de 2017, p. 14

El principal peligro para México, en cuanto a desastres naturales, es el agua. En el siglo XX, el país tuvo al menos 253 eventos considerados desastres, que requirieron inversiones millonarias para la reconstrucción.

En momentos en que se planea la reconstrucción para las zonas dañadas por el sismo del jueves pasado, grupos civiles y la Secretaría de Gobernación coinciden en destacar la importancia de la prevención y planeación de la reconstrucción, para mitigar los efectos de los siguientes eventos de carácter natural.

Alrededor de 80 por ciento de los desastres en México se relacionan con tormentas e inundaciones y, en esa misma proporción, los efectos relacionados con el agua (exceso o carencia) absorben los gastos para la reconstrucción.

No obstante, hoy el país enfrenta de manera simultánea efectos por lluvia, huracán, tormenta y terremoto.

Un caso fundamental de lo que significa atender una emergencia y proceso de reconstrucción ocurrió en 1997, con los estragos de Paulina, con un costo de 80 mil millones de pesos; más recientemente, con Ingrid y Manuel, este costo fue de 75 mil millones de pesos, cita un análisis del Fondo para la Comunicación y la Educación Ambiental, asociación civil.

Aun cuando las estrategias de prevención son fundamentales, agrega, el presupuesto asignado al fondo preventivo correspondiente es menor a los 400 millones de pesos, mientras que el Fondo Nacional de Desastres (Fonden) supera los 8 mil millones de pesos.

Cuando es evidente el impacto de un fenómeno es posible acceder a los recursos del Fonden 72 horas anteriores al evento, mientras que a los recursos para la reconstrucción se accede de días a meses después del impacto.

Estos recursos cubren 100 por ciento de los gastos para la reconstrucción de infraestructura federal dañada, mientras que la infraestructura estatal y municipal y el apoyo a las viviendas de la población de escasos recursos se fondean también con recursos estatales y municipales, explicó el grupo civil (agua.org.mx).