17 de septiembre de 2017     Número 120

Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER

Suplemento Informativo de La Jornada

Delicias

Redes de producción, la receta de
los productores para entrar al mercado


Por el clima seco de la región, toda la actividad agrícola es de riego

Alfonso Romero Blake Profesor-investigador del INAH

En el contexto de crisis del sector agrícola y del sistema agroalimentario mundial, la importancia de los pequeños productores se revela crucial. No se trata de una actividad económica solamente, es un saber hacer que se reinventa y que ha sido puesta a prueba con el tiempo. Han aprendido a sortear los embates de la política agrícola y las recurrentes sequías, así como a negociar, lo que muestra un actor colectivo en permanente reconstrucción. En este breve artículo se muestra una aproximación sobre los pequeños productores de Delicias, Chihuahua, a la luz de la reestructuración del sistema agroalimentario, resaltando transformaciones y estrategias con las que han respondido a las situaciones económico-productivas que enfrentan.

La mayoría de las superficies del municipio son destinadas a las actividades agropecuarias e industriales. Por su clima seco, casi la totalidad de la agricultura es de riego. La superficie destinada a la ganadería es de pastoreo que se desarrolla en un agostadero muy deficiente, con un índice de capacidad animal calculado en 19.5 hectáreas por cabeza. La economía del municipio se basa en el sector lechero, siendo esta cuenca lechera, el mayor productor de leche bovina de la entidad con 219.4 millones de litros anuales.


Trabajadores agrícolas del estado de Guerrero recogen jalapeños rojos en las afueras de Delicias, Chihuahua FOTOS: Fronteras Desk

Hasta 1997, el distrito de riego 005 contaba con padrón de 12 cultivos principales, entre los que destacaban: trigo, soya, maíz forrajero, cebolla, chile jalapeño, cacahuate, alfalfa, nogal, maíz para grano, algodón, sorgo y sandia. En la actualidad las mayores superficies de cultivo son de alfalfa, nogal, chile jalapeño y maíz forrajero, cuyas extensiones tienden a incrementarse por la estabilidad de los precios y la instrumentación de contratos previos a la venta. Ante la escasez de agua de riego se da prioridad a los cultivos perennes y de uso intensivo de capital debido principalmente a la estabilidad de sus precios y la seguridad en el mercado. Los rendimientos de los cultivos son buenos y competitivos en el ámbito nacional, sin embargo, en la mayoría de los casos no se incrementan de manera significativa en la esfera internacional.

Los pequeños productores cuentan con poca información para desarrollar en el corto plazo su empresa y para lograr una diversificación productiva que les permita utilizar mejor la infraestructura del rancho. A pesar de esto, recientemente, crearon tres redes de producción:

  • El cultivo de alfalfa y cría de ganado bovino para leche, que ha incrementado la producción de leche y la cría de bovinos lecheros, gracias a una mayor producción de alfalfa. Los productores de leche tecnificados explotan más de 200 vientres, con una media de producción de 33 litros diarios por vientre, y tienen una integración eficiente en el mercado y en la industria.


  • Presa de Francisco I. Madero, ubicada fuera de Delicias, Chihuahua.
  • La red de producción de chile jalapeño-chipotle, queincrementó la producción en los años recientes y tiende a estabilizarse, elevando el precio del producto y su participación a 40% de la producción estatal. Los productores que cuentan con riego presurizado, compran o alquilan derechos de agua a otros pequeños productores y tienen contratos de venta con las envasadoras del producto, que garantizan su cosecha.

  • La red de nogal y sus derivados, que representa 53% de la producción estatal. La banca agropecuaria apoya la industrialización de la nuez y la inversión en sistemas de irrigación para que las huertas reduzcan su dependencia del agua de las presas.

El municipio de Delicias cuenta sólo con superficie regable y padece un estancamiento en la economía del sector primario, propiciada por la baja competitividad de los cultivos por la caída de sus precios y la carencia de agua de riego. La red de producción de leche es la más vigorosa y participa con 35% en la producción estatal. El TLCAN ha sido perjudicial en el desarrollo de la región, impulsando una competencia desleal respecto a los precios de los productos y los bancos han preferido participar en el desarrollo de estos cultivos por medio de empresas comercializadoras o procesadoras que cuentan con contratos de compra a productores y proveedores de materia prima.


Los pequeños productores han aprendido a sortear los embates de la política agrícola y las
recurrentes sequías, así como a negociar, lo que muestra un actor colectivo en permanente reconstrucción.


opiniones, comentarios y dudas a
jornadadelcampo@gmail.com