Política
Ver día anteriorMiércoles 20 de septiembre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Hay 30 alumnos desaparecidos y ocho adultos: Peña Nieto

Tragedia en colegio de Coapa: mueren 20 niños y dos maestras
Foto
Más de la mitad de la estructura del Colegio Enrique Rébsamen colapsó a consecuencia del sismo de magnitud 7.1 cuando en el plantel aún había muchos alumnos. No obstante las tareas para la remoción de escombros, hasta anoche habían sido rescatados los cuerpos de 20 niños y dos profesoras. Las autoridades reportaron que 30 menores están en calidad de desaparecidos, al igual que ocho adultosFoto Víctor Camacho
Rosa Elvira Vargas y Mirna Servín Vega
 
Periódico La Jornada
Miércoles 20 de septiembre de 2017, p. 8

Colapsada la construcción por el sismo de magnitud 7.1, en el Colegio Enrique Rébsamen, ubicado en Villa Coapa, se habían rescatado hasta anoche 22 cuerpos, de los cuales 20 eran niños y dos maestras, según dio a conocer el presidente Enrique Peña Nieto, tras un recorrido nocturno que realizó por la zona del siniestro.

No obstante, el mandatario dejó entrever que el número de víctimas puede aumentar, pues se tienen reportados 30 estudiantes desaparecidos y ocho adultos cuyo paradero se desconoce. Precisó que en ese lugar trabajan 500 elementos del Ejército y la Marina, así como 200 de Protección Civil y cientos de voluntarios.

Peña Nieto destacó las tareas de rescate de las cuadrillas que acudieron de diversas corporaciones al colegio.

Todas están sacando material, tratando de ver cómo entrar y rescatar a quienes están atrapados entre los restos del edificio escolar.

El derrumbe de más de la mitad de la estructura del Colegio Enrique Rébsamen, ubicado en calzada de las Brujas casi esquina con División del Norte, en Villa Coapa, ocurrió ayer durante el terremoto, cuando los pequeños aún estaban en el edificio.

Aproximadamente a las 22 horas, el jefe del Ejecutivo federal llegó al colegio y dio a conocer que se encontraron 22 cuerpos: de dos adultos y 20 niños. Agregó que a esa hora aún había 30 menores desaparecidos y ocho adultos que no habían sido hallados, pero que continuaban las labores de rescate con más de 500 elementos del Ejército y la Marina.

El Presidente platicó unos momentos con familiares de los afectados y se retiró para no entorpecer las labores de rescate. Tras el terremoto, los padres de familia llegaron a la escuela a buscar a los niños, pero una parte de los alumnos quedó dentro del plantel, según testigos, lo que desató crisis nerviosas y caos, pues se desconocía el número exacto de menores atrapados.

Al paso de los minutos, las redes sociales se empezaron a colmar de fotografías de los alumnos que acudían a ese colegio para que quienes estaban cerca, maestras, conocidos u padres de familia, pudieran ayudar a localizarlos.

Vecinos de la zona empezaron a liberar algunas estructuras, mientras llegaban elementos de los cuerpos de rescate y bomberos. Algunas maestras resguardaron a grupos de pequeños en tiendas y casas cercanas.

Por la tarde, picos y palas comenzaron a llegar a la escuela y así se dieron los primeros rescates, que provocaron gritos y aplausos de los presentes.

Al lugar llegaron elementos de la Policía Federal que se coordinaron con los rescatistas para continuar las labores.

Los padres de familia no dejaron de llegar a preguntar por los niños que no habían sido encontrados. Un grupo de voluntarios elaboró listas con los nombres de los pequeños, lo que causó alivio para algunos y mayor desesperación en otros.

Por la noche, elementos de la Marina llegaron al lugar con perros y equipo especializado para continuar las labores de rescate, mientras en las casas aledañas se instalaron centros de atención médica para dar auxilio inmediato a cualquier herido.

Además, al lugar llegaron plantas de luz para iluminar la zona que estaba a oscuras por falta de servicio eléctrico.