Deportes
Ver día anteriorLunes 2 de octubre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Está en pláticas con la promotora Golden Boy para pelear en EU

Kika Chávez entra en la élite del boxeo tras ganar el título diamante a Moreno
Juan Manuel Vázquez
 
Periódico La Jornada
Lunes 2 de octubre de 2017, p. 6

Yéssica Kika Chávez entró a la élite de boxeadoras que han ganado un título diamante del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). Lo conquistó al vencer por decisión unánime a Esmeralda Moreno la noche del sábado en Ecatepec.

Sabía qué tipo de peleadora enfrentaría, la misma de siempre, valiente pero sin variaciones; en cambio, ella nunca se imaginó cómo llegaría yo, cuenta un día después de que se apropió el cinturón mosca del CMB en la versión diamante, distinción que sólo una mexicana, Ana María Torres, había conseguido antes.

El dominio fue tan claro que por un momento Kika se confió y perdió la seriedad. Hizo algunas gracejadas en el cuadrilátero, que le costaron un fuerte regaño de su entrenador, Ignacio Beristáin.

Al volver a la esquina estaba muy enojado, me dijo que si volvía a hacer una pendejada de esas se iba del lugar, confiesa apenada Kika; me recordó que yo era una campeona y debía comportarme como tal, que si volvía a hacer algo así me dejaba. Estaba enojado, me dijo que él no había ido a hacer el ridículo. Lamento mucho haberle faltado el respeto al público.

Si en 2011 –la primera de las tres veces que han peleado–, Kika tuvo un mal combate en el que perdió ante Esmeralda, esta vez considera que llegó en su mejor versión. En aquellos días vivía bajo una presión personal que le estorbo esa noche.

Sin justificar, aquella vez estaba afectada emocionalmente y me distraje, recuerda; ahora, a pesar que poco antes de la pelea ocurrió el terremoto y todos entramos en situación emergencia, a pesar del dolor que sentí por amigos cercanos, pude mantener la concentración en mi pelea.

Donación

Cuando fue declarada monarca mundial diamante, incluso en medio de la emoción que representó su conquista, Kika recordó que esa pelea había sido una modesta aportación de su trabajo, pues las ganancias que se generaron serán donadas en su totalidad a los damnificados de los terremotos de septiembre.

Ahora apunta a debutar en Estados Unidos, mercado que se resiste a aceptar el boxeo femenil.

Kika dice que la promotora de Óscar de la Hoya, Golden Boy, está en pláticas con ellos para que la incluyan en alguna función grande para enfrentar a la medallista olímpica estadunidense Marlen Esparza.

No estoy buscando ser estelar, admite; voy con humildad a abrir camino; si logro hacerlo para que en el futuro otras chicas puedan pelear en Estados Unidos, entonces me sentiré satisfecha, dice.