Economía
Ver día anteriorLunes 2 de octubre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La ocupación de habitaciones se cayó a la mitad en la Ciudad de México, alerta la AMAV

Canceladas por los sismos, 15% de reservaciones hoteleras en el país

Explica presidente del organismo que el turismo es muy sensible ante hechos graves

La afectación se prolongará al fin de año, anticipa

El sector tenía alza récord antes de los temblores

Foto
El temor que generan los temblores a los turistas extranjeros podría superar el que sienten por el narcotráfico, explicó el presidente de la AMAV, Jorge Hernández. En la imagen, multifamiliar en TlalpanFoto María Luisa Severiano
Susana González G.
 
Periódico La Jornada
Lunes 2 de octubre de 2017, p. 32

Los terremotos de los días 7 y 19 de septiembre provocaron la cancelación de aproximadamente 15 por ciento de las reservaciones turísticas en todo el país, aun cuando no hubo graves daños en la infraestructura del sector en los estados más afectados, aseguró Jorge Hernández, presidente de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes (AMAV) y de la Federación Mexicana de Asociaciones Turísticas (Fematur).

El turismo resulta muy sensible a cualquier acontecimiento grave o extraordinario que ocurra en un país, de la índole que sea, como catástrofes naturales, emergencias sanitarias (como el brote de influenza A/H1N1), problemas políticos o de inseguridad; comentó que incluso el temor que generan los sismos entre los visitantes podría superar al que ocasiona el narcotráfico.

Las reservaciones para Ciudad de México ya se cayeron a la mitad porque ahora, siendo temporada baja, deberíamos estar en 60 por ciento de la ocupación hotelera, pero nos encontramos en 30 por ciento. Por los sismos, hay empresarios que prefieren realizar sus reuniones de negocios en el aeropuerto para no pernoctar en la capital o de plano reubican sus citas en ciudades cercanas, indicó.

Ciudad de México se ha consolidado como el primer lugar del país en turismo de negocios y la afectación se extenderá por lo menos hasta fin de año, temporada alta para los viajeros, pero lo mismo sucederá en Chiapas, Oaxaca, Puebla y Morelos, que atraen miles de visitantes por su riqueza histórica, cultural y gastronómica.

La baja de visitantes es a escala nacional y afecta hasta playas y zonas que ni siquiera fueron alcanzadas por los sismos, como Cancún, Riviera Maya y Los Cabos, principales destinos para los turistas extranjeros, ya que cuando éstos se enteran que hay un problema en un país no distinguen que sólo ocurre en algunas regiones y prefieren cambiar su destino. No ubican tampoco que las capitales de Oaxaca y Chiapas no están destruidas.

Jorge Hernández confió en que no haya un desplome en el crecimiento del sector, que hasta antes de los terremotos reportaba históricas cifras al alza. Esos números positivos servirán para amortiguar la caída en el flujo de turistas y divisas que ocurra en lo que resta del año, es decir, el último trimestre de 2017.

“Nos daremos por bien servidos si se mantienen las mismas cifras que tuvimos en 2016, cuando se alcanzó el récord de 35 millones de turistas extranjeros, que dejaron una derrama económica de 19 mil 500 millones de dólares, con lo que se logró que México subiera al lugar número ocho en el ranking de los países más visitados en el mundo”, señaló.

El turismo aporta 8.7 del producto interno bruto del país y genera 10 millones de empleos directos e indirectos.

Con ello podría quedar descartada la meta que apenas el 22 de agosto pasado preveía Enrique de la Madrid, titular de la Secretaría de Turismo, de que este mismo año o a más tardar en 2018, México subiría un peldaño más en el ranking mundial para ocupar el séptimo sitio, ya que sólo se ubica por debajo de Alemania y Gran Bretaña, con 500 mil y 800 mil turistas, respectivamente, por las cifras récord que se obtuvieron en el primer semestre, con 19.2 millones de turistas internacionales, es decir, 12.2 por ciento más que en igual periodo de 2016, y una derrama económica de 11 mil millones de dólares.