Espectáculos
Ver día anteriorLunes 2 de octubre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El país se levanta como gigante, grita en la Arena Ciudad de México

Caifanes rinde homenaje a Cerati, Bowie y a los 43 normalistas
Foto
Cafianes hizo un recorrido por toda su trayectoria ante 20 mil fansFoto Rafael Aroche/ Arena Ciudad de México
Ana Mónica Rodríguez
 
Periódico La Jornada
Lunes 2 de octubre de 2017, p. a11

Desde la primera canción, Los dioses ocultos, más de 20 mil personas se rindieron a los Caifanes, y la banda de rock, encabezada por Saúl Hernández, sucumbió a la grandeza de la raza, porque México se está levantando como los gigantes tras los sismos que lo sacudieron.

La noche del sábado en la Arena Ciudad de México el vocalista del grupo, acompañado por Salvador Sabo Romo en el bajo, Diego Herrera, en el saxofón y teclados, así como por Alfonso André en la batería y percusiones, expresó: “Muchas gracias por estar con nosotros esta noche en un concierto en el que se juntan muchas emociones y situaciones, un poco de historia, pero también sucesos. Vamos a hacer a un lado el pastel de la celebración. Queremos dar gracias a la raza: ‘Has demostrado en estos días que eres muy grande y México se está levantado como los gigantes, sus movimientos son lentos, pero poderosos’”.

Destacó: “México, que Dios te bendiga y te dé luz. Lo único que podemos decir desde aquí, es muchas gracias por lo que hicieron, por lo que hacen, lo cual es un ejemplo para el mundo; no hay palabras ni idiomas para expresar: ‘¡Estamos a tus pies!’”, puntualizó Hernández, quien luego de hacer una reverencia se arrodilló en el escenario. Los asistentes respondieron con gritos de Son grandes!, No manches Saúl! y México, México, México, que cimbró el inmueble de Azcapotzalco.

Los Caifanes, de gira por su 30 aniversario y 25 años de la aparición del disco El silencio, interpretaron Para que no digas que no pienso en ti y Viento. Luego se dieron tiempo para agradecer las donaciones que hicieron sus seguidores en el punto de acopio de Lago Tanganica, colocado la tarde del sábado fuera del recinto. Gracias por apoyar a las personas. También un gran aplauso a los voluntarios que estuvieron varias horas recibiendo su ayuda.

Hay que hacer algo para que valga la pena estar vivos

Antes de interpretar La vida no es eterna, Hernández expresó: Hay que hacer algo chingón para que valga la pena estar vivos, para que cuando nos toque el momento de ir allá arriba nos reciban con los brazos abiertos y felices, y que cambie el curso de la historia de manera positiva, llena de amor y construcción.

La banda continuó con Cuéntame tu vida y Voy detrás de ti, esta última hizo vibrar cada célula de los asistentes e hizo retumbar el inmueble.

La piel se erizó cuando los Caifanes dedicaron la rola Antes de que nos olviden a los daminificados por el sismo y a sus familias. Las imágenes de la tragedia por el terremoto del 19 de septiembre aparecieron en las pantallas. Que el dolor se vuelva fuerza, expresó Hernández, quien emocionó más a sus seguidores.

Los Caifanes también rindieron homenaje a Gustavo Ceratti, David Bowie y al artista plástico Gilberto Aceves Navarro. Recordaron a los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa y exhibieron un cartel con la leyenda Ni una menos.

El recorrido continuó con Mátenme porque me muero, De noche todos los gatos son pardos, Amanece, Afuera, Aquí no es así y Nubes, con la cual cerraron su presentación.

El grupo regresó al escenario a petición del público. Acompañado de Diego Herrera en el saxofón, interpretó el Himno Nacional, que el público cantó al unísono.

Para finalizar la velada deleitaró con Bestia humana, Héroes, Te lo pido por favor (de Juan Gabriel), La célula que explota y la rítmica La negra Tomasa.