Opinión
Ver día anteriorLunes 2 de octubre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Balance de la Jornada

La comedia de la FMF

Marlene Santos Alejo
Foto
Cruz Azul celebra la goleada sobre Pumas en el estadio La CorregidoraFoto JAM Media
E

l futbol mexicano agregó un capítulo cómico-ridículo producto de la reciente continuidad que Televisa logró sobre los derechos de la selección. Basta imaginar a Alejandro Irarragorri vestido a lo Sherlock Holmes y lupa en mano, exclamando: ¡Oh, no! ¡una cláusula de renovación automática!

Hace algunos meses los dueños y seudodueños habían integrado una comisión de comercialización con miras a vender su mejor producto, los derechos de transmisión del Tri, la cual estaba integrada por José González Ornelas (Monterrey), Rodrigo Ares de Parga (Pumas), Jorgealberto Hank (Xolos) y Alejandro Irarragorri (Santos).

Se suponía que eran directivos ajenos a las televisoras, pero todo estaba contaminado de origen. González Ornelas, alto directivo de FEMSA, tenía línea directa con Grupo Carso y Grupo Pachuca, emporios que pujaban por arrebatarle la gallina de los huevos de oro a Televisa y su socio TvAzteca. En ese mínusculo pelotón había contrapeso.

Ares de Parga, que no ha hecho sino empeñar hasta la médula a los tristes Pumas con Televisa, trabajó servil y diligente en favor del duopolio, quizá pensando en nuevas remesas que lo ayuden a mantener a flote al equipo auriazul, último lugar en la tabla general y más pobre que san Francisco.

No es difícil imaginar las escenas. Todos vigilan a todos, sospechosos por doquier. González Ornelas fue acusado de filtrar información, datos que sirvieron a América Móvil y Telemundo para lanzar una tentadora contraoferta. Irarragorri, que en principio pujaba por el cambio entró en titubeos y terminó siendo moderado.

Rumores, filtraciones, acusaciones, telefonazos y presión fueron la constante. Cuando Irarragorri dice que descubrió las letras chiquitas que Justino Compeán había encajado en el contrato anterior, muchos se cimbraron. De risa loca. Hasta parece cuento. Increíble que nadie sospechó.

Había de dos: seguir adelante, votar para eliminar la cláusula, escuchar ofertas y enfrascarse en un litigio, porque Televisa –advirtió–, no se iba a cruzar de brazos. Les pintó un panorama apocalíptico en el que los patrocinadores iban a huir despavoridos; la catástrofe económica ni más ni menos… O respetar la renovación automática.

Entraron a escena los poderosos, Monterrey, Tigres y Grupo Pachuca, pero lo más que consiguieron fue que se votara, y perdieron 4-12. A Irarragorri le quedó el recurso de la presión hasta lograr que el duopolio mejorara su oferta, y asegurarse de que después del Mundial 2026 no habrá más renovaciones automáticas. Con eso se conformó.

En la votación a los reaccionarios les bastó aplicar las estrategias de Joseph Blatter, quien siempre se las arregló para ganar cualquier elección contra sus adversarios más poderosos. La UEFA nunca le dio su bendición; sin embargo, Blatter repartía dinero y daba voto a los olvidados de Concacaf y Oceanía.

Televisa, que se topó con los insurrectos Monterrey, Tigres, Grupo Pachuca y Lobos BUAP, tenía seguro el voto de Pumas, y el recurso de adelantar fondos y hacer promesas a los que transmite: Toluca, Cruz Azul, Necaxa y Chivas. TvAzteca hizo lo propio con Veracruz y un Puebla que casi es suyo.

Jorge Vergara, dueño de Chivas, decidió respetar la cláusula y fue congruente, porque él mismo sostiene forzado trato con Televisa debido a un inciso similar en su último contrato. Grupo Imagen, del equipo Querétaro, razonó de forma similar. Pero el que salió con talla de gigante por su gran dignidad fue el equipo de Lobos.

La contraoferta ni siquiera fue considerada y la FMF-Televisa salió con la actitud de los culpables, a dar explicaciones que nadie le pidió, mientras que Santos y Xolos anunciaron su próximo contrato con Fox... En este entuerto quedó claro que ahora van sobre las plataformas digitales, buscarán que nadie lucre con su selección, con su producto... pos cómo.

En realidad a nadie le interesa mejorar al futbol mexicano. Si algo distingue a los equipos regios, no sólo es su poder económico, sino su obsesión por importar foráneos. Los equipos chicos los imitan trayendo cantidad, no calidad. Pero eso sí, todos asumen tintes patrioteros con el himno a todo volumen en la fecha 12 por la tragedia de los sismos. El circo.

El viernes el Tri visita al solidario equipo de Honduras, que donará parte de su taquilla. En una jornada de muchos penales, Chivas fue apuñalada por el arbitraje, cayó ante Tigres y arrastra la corona, Puebla quiere desempolvar al Ojitos Meza, Cruz Azul se enamoró del estadio La Corregidora, Pumas es una vergüenza.