Política
Ver día anteriorLunes 2 de octubre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
19/S: El dolor y la esperanza

Se revisan oportunidades en vivienda, salud y empleo: Ssa

Narro y farmacéuticas recorren daños en el Istmo de Tehuantepec
De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Lunes 2 de octubre de 2017, p. 24

El titular de Salud (Ssa), José Narro Robles, así como representantes de empresas farmacéuticas y asociaciones civiles, recorrieron el Istmo de Tehuantepec para revisar las oportunidades de apoyo en rubros de vivienda, salud, empleo y proyectos productivos, a fin de apoyar a la población afectada por los sismos.

En un comunicado la dependencia informó que se visitaron los municipios Asunción Ixtaltepec, Juchitán, Santiago Niltepec, Santa María Xadani e Ixtepec, en los que evaluaron la vigilancia epidemiológica, el reforzamiento de medidas sanitarias, además de la infraestructura, la suficiencia de abasto y la mejora de servicios.

Fuente de sustento, dañada

Acudieron representantes de Laboratorios Carnot, Silanes, Sanfer, Chinoin, Takeda y Liomont, así como del Consejo Farmacéutico Mexicano, de la Organización Échale a Tu Casa, la Fundación Origen y de la dirección comercial Telmex divisional sur.

Salud detalló que en Juchitán, donde el hospital general será demolido en los próximos días, evaluaron las unidades médicas con hospital móvil Atlantes, donde se han atendido desde infecciones respiratorias agudas hasta partos y cirugías. También acudieron al albergue instalado por la dependencia, donde hay unas 160 personas.

En Santiago Niltepec, otro municipio afectado por los sismos, Narro Robles dio a conocer que después del evento telúrico, personal se trasladó para ayudar en la emergencia. Explicó que ahí hay un antiguo centro de salud con daños parciales.

Otro punto fue Asunción Ixtaltepec, donde el secretario de Salud es responsable de dar seguimiento a las acciones de reconstrucción por instrucción presidencial.

Ahí el funcionario dijo que tras el recorrido por las cabeceras municipales constató que su principal fuente de ingreso, la venta de pan y totopos, se vio interrumpida porque los hornos colapsaron por el sismo.