Mundo
Ver día anteriorJueves 12 de octubre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
El desafío catalán

Francia pugna por encontrar una salida a esta crisis en apego a la Constitución

Gobiernos de Europa cierran filas en respaldo a la unidad territorial de España

Anarquistas en favor de la independencia de Cataluña irrumpen en la embajada española en Atenas

Foto
Cartel de apoyo a la independencia de Cataluña en el área de Falls Road, en Belfast, Irlanda del NorteFoto Ap
Afp y Europa Press
 
Periódico La Jornada
Jueves 12 de octubre de 2017, p. 25

París.

Los gobiernos europeos reafirmaron este miércoles su apoyo a la unidad de España y su Constitución, en respaldo al gobierno de Mariano Rajoy en su pulso con los secesionistas de Cataluña tras la declaración de independencia suspendida de la región.

La Comisión Europea reiteró su llamado anterior al pleno respeto del orden constitucional español, indicó el vicepresidente Valdis Dombrovskis. Apoyamos los esfuerzos por superar la división para asegurar la unidad y el respeto de la Constitución española, apuntó el letón, tras respaldar a todas las fuerzas políticas que trabajan para alcanzar una solución dentro del marco constitucional.

Sigmar Gabriel, ministro de Relaciones Exteriores del gobierno alemán, expresó: una declaración unilateral de independencia de Cataluña sería irresponsable. No podrá hallarse una solución más que en el marco del derecho y del respeto de la Constitución española. Al fin de cuentas, una solución duradera sólo podrá funcionar con el apoyo de la mayoría de españoles y de catalanes.

El gobierno de Francia se declaró preocupado por la situación. Cualquier solución a esta crisis interna debe encontrarse en el contexto constitucional español, afirmó el Ministerio de Relaciones Exteriores. “La unidad y la legalidad deben respetarse y preservarse. Cualquier declaración unilateral de independencia de las autoridades catalanas sería ilegal y no podría en ningún caso ser reconocida.

España es un aliado cercano y un buen amigo, cuya fortaleza y unidad nos importa, y consideramos esencial que la legalidad se mantenga y la Constitución española se respete, señaló el ministerio del Exterior de Gran Bretaña. Destacó que el referendo independentista celebrado en Cataluña el pasado primero de octubre fue declarado contrario a la Constitución por las cortes españolas.

Para el primer ministro de Italia, Paolo Gentiloni, hay que subrayar la necesidad de respetar las leyes españolas, y añadió que el llamado al diálogo para evitar una escalada injustificada y peligrosa debe desarrollarse con pleno respeto a la Constitución.

El gobierno portugués consideró que el Ejecutivo español sabrá asegurar el orden constitucional, así como los derechos y las libertades de sus ciudadanos. Destacó también la importancia de un diálogo político responsable para encontrar la mejor solución que preserve la unidad de España.

Polonia respeta plenamente los principios de la soberanía, de la integridad territorial y de la unidad del reino de España, declaró el portavoz del gobierno Rafal Bochenek, citado por la agencia Pap. La solución del litigio es un asunto interno y debe llevarse a cabo dentro del orden constitucional español.

En Atenas, anarquistas irrumpieron en la embajada española lanzando panfletos en favor de la independencia de Cataluña, en una protesta que se saldó con 19 detenidos.

Y en otras reacciones fuera de la Unión Europea, Rusia al apelar a los principios fundamentales del derecho internacional, consideró los acontecimientos de Cataluña un asunto interno de España, declaró el Ministerio del Exterior. Expresamos la esperanza de que la situación se solucione mediante el diálogo, en estricto respeto de la ley.

Marruecos rechazó el proceso unilateral de independencia de Cataluña y expresó su apego a la soberanía, la unidad nacional y la integridad territorial del reino de España, de acuerdo con un comunicado del gobierno. La decisión unilateral anunciada ayer, irresponsable e inviable, es portadora de inestabilidad y división, no sólo en España sino en toda la zona europea.