Sociedad y Justicia
Ver día anteriorJueves 12 de octubre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Reportan cientos de desaparecidos en los condados de Napa, Sonoma y Mendocino

Incendios en California arrasan 45 mil hectáreas; hay 21 muertos

El fuego ha dejado más de 180 heridos y 20 mil desalojados, informan autoridades estatales

Foto
El fuego destruyó decenas de casas en un club de campo en Napa, California. Las llamas fueron alimentadas por el fuerte viento del lunes y aunque los residentes están ansiosos por volver a sus hogares las condiciones el miércoles eran todavía demasiado peligrosas, según las autoridadesFoto Ap
Dpa y Ap
 
Periódico La Jornada
Jueves 12 de octubre de 2017, p. 34

Los Ángeles.

El número de muertos por los incendios en la región vitícola de California aumentó a 21 y además hay numerosos desaparecidos, informaron hoy autoridades estadunidenses.

Entre los muertos se cuenta una pareja en el condado de Napa que había celebrado el año pasado su 75 aniversario de bodas. Él tenía 100 años y ella 98. Las otras víctimas murieron en los condados de Sonoma y Mendocino.

El fuego ha dejado más de 180 heridos y 20 mil desalojados. El jefe del Departamento Forestal y de Protección de Incendios de California, Ken Pimlott, señaló que aún hay 15 focos activos y que se han quemado más de 2 mil viviendas y 45 mil hectáreas de campo.

Es la destrucción total, se lamentó Pimlott.

En una de las áreas más afectadas, la ciudad de Santa Rosa, con 175 mil habitantes, se declaró toque de queda para acabar con los saqueos.

Más de 400 bomberos combaten las llamas, así como unos 4 mil voluntarios y soldados. Según The Washington Post hay 180 desaparecidos, pero la agencia Ap señala que 200 personas están en esa condición sólo en el condado de Sonoma.

El presidente Donald Trump aseguró que el gobierno federal está junto a los californianos.

Están pasando por mucho, señaló en la Casa Blanca la noche del martes. Para el miércoles se esperaban más vientos fuertes que podrían alimentar las llamas, si bien los bomberos cifran sus esperanzas en una baja de la temperatura.

Octubre suele ser el mes de los incendios en California. Según Pimlott, 95 por ciento de estos los provocan los seres humanos, ya sea de forma intencionada o accidental.

Se estima que los siniestros de los días recientes ya están entre los más mortíferos en la historia de esta entidad y las autoridades temen que la cifra de muertes aumentará a medida que se vaya esclareciendo el panorama de destrucción. Por lo menos 185 personas han resultado lastimadas hasta la fecha.

Entre las víctimas mortales se encuentra un hombre de 100 años de edad y su mujer dos años menor. Se trata de Charles y Sara Rippey, quienes llevaban 75 años casados, y perdieron la vida en su casa en el condado de Napa.

Su hijo mayor, Mike Rippey, explicó que su madre estaba paralítica desde que sufrió una apoplejía hace cinco años, por lo que no tuvo ninguna oportunidad de escapar de las llamas.

Mi padre dormía en otra habitación. Lo encontramos a medio camino de la habitación de mi madre. Es decir, no logró llegar hasta ella, relató.

Otro afectado es José Garnica, quien trabajó por más de dos décadas construyendo la casa de sus sueños, que terminó reducida a cenizas en cuestión de minutos debido a los voraces incendios registrados.

Garnica, de 44 años y quien vino de México a Estados Unidos hace más de 20 años, al fin tenía los recursos para remodelar parte de su vivienda en Santa Rosa, tras hacer carrera en la compañía local de recolección de basura y ahorrar todo lo que él y su esposa podían.

En los pasados dos años remozó las paredes e instaló un nuevo aire acondicionado, equipó la cocina y cambió el piso. Compró un televisor de 60 pulgadas. El sábado recibió un presupuesto para remplazar la cerca, una de las últimas tareas que le quedaba por hacer.

Pero a las 3:30 de la madrugada del lunes, la morada pasó a ser una de las 2 mil viviendas y negocios que quedaron destruidos por las llamas.