21 de octubre de 2017     Número 121

Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER

Suplemento Informativo de La Jornada


Demodiversidad. Imaginar nuevas posibilidades democráticas. Boaventura de Sousa Santos & José Manuel Mendes (Eds.) Ediciones Akal / ALICE. México, 2017. 672 págs.

Demodiversidad o la
ecología de lo popular

Jorge Betanzos y Genaro Ruiz de Chávez Ediciones Akal México

El concepto ecología de saberes y prácticas es una invitación a hacer visible la diversidad, al enriquecimiento colectivo y a no desperdiciar ninguna experiencia social de resistencia. Esta es la base de las epistemologías del sur que, en palabras del sociólogo portugués Boaventura de Sousa Santos, “están relacionadas con la producción y la validación de conocimientos basados en las experiencias de resistencia de todos los grupos sociales que sufrieron sistemáticamente la injusticia, la opresión y la destrucción causadas por el capitalismo, el colonialismo y el patriarcado”.

Al igual que lasecologías del sur, hacer milpa es abonar e incluir en una parcela diversidad de cultivos con técnicas tradicionales y en sinergia. El libro Demodiversidad. Imaginar nuevas posibilidades democráticas, coordinado por José Manuel Mendes y Boaventura de Sousa Santos, ejemplifica ambos conceptos. Este es el primer volumen de una serie que convoca distintas perspectivas para analizar la reinvención de la democracia más allá del marco liberal, la refundación democrática y plurinacional del Estado, los derechos humanos en el contexto de la pluralidad de concepciones sobre la dignidad humana, las economías no capitalistas y del bien vivir, así como la participación intercultural en el derecho a la salud.

Esta antología surge de la necesidad urgente de reflexionar sobre la idea de democracia, de reconocer la ecología de los saberes democráticos y la posibilidad de alternativas para la emancipación social. Este libro trata sobre la “traducción” cultural de procesos realizados por colectividades mestizas, de prácticas indígenas para responder a problemas concretos de sus comunidades y atender desafíos comunes en circunstancias propias. Sin embargo, hay que aclarar que la propuesta que manejan los diversos autores no es diferenciar cada uno de los procesos de representación, sino señalar la capacidad de convivencia —es decir, de hacer la milpa— de generar momentos representativos y participativos.


ILUSTRACIÓN: Salvatore

Demodiversidad persigue incluir en el panorama aquellas formas de conocimientos que fueron relegadas por pertenecer a las minorías. Esto es posible a través de las ecologías que persiguen la “agregación de la diversidad a través de la promoción de interacciones sustentables entre entidades parciales y heterogéneas”, explica Sousa, con el fin de promover la articulación entre experiencias parciales y contextuales.

Este trabajo reúne veintidós lecturas sobre diversos procesos democráticos ejercidos desde diferentes coordenadas geográficas: aborda lo mismo las autonomías indígenas y la democracia intercultural en Bolivia, que la experiencia de Cherán en México; se ocupa de la resistencia y el autoritarismo en la India, así como de la democratización a raíz de la primavera árabe, por mencionar sólo algunas de las regiones y sus procesos. El concepto demodiversidad, o democracia de alta intensidad, se articula a partir del ejercicio real de una democracia capaz de abarcar las diferentes esferas que componen lo social —espacio doméstico, producción y mercado, comunitario y, finalmente, mundial.

“Los países que se proclaman democráticos son, de hecho, democracias de baja intensidad, sociedades políticamente democráticas y socialmente fascistas”, entendido este fascismo como “un conjunto de procesos sociales en los que un gran número de poblaciones se mantienen irreversiblemente fuera o son empujadas hacia fuera de cualquier forma de contrato social”.

El desafío de Demodiversidad es construir una respuesta al estado de las cosas, al mismo tiempo que ofrecer alternativas que refuercen las posibilidades democráticas y restrinjan o eliminen la reproducción del fascismo social.

La democracia dejó de ser algo pensado exclusivamente por y para las elites; cada capítulo de Demodiversidad así lo constata. La popularización de la democracia, como consecuencia de las luchas sociales, ha entrado en el imaginario popular. El éxito de la lucha contra el vaciamiento de los conceptos de democracia, emancipación, libertad e igualdad depende de la capacidad de las personas y de los colectivos para afirmar una democracia que continúe alimentando la imaginación y el inconformismo.

Demodiversidad. Imaginar nuevas posibilidades democráticas no es una antología trabajada desde el monocultivo. Es un fruto esperanzador que busca reivindicar la utopía de una democracia posabismal que permita descolonizar, desmercantilizar y despatriarcalizar las relaciones sociales. Demodiversidad es un sólido ejemplo de lo que significa hacer milpa desde el campo de las ideas.

opiniones, comentarios y dudas a
jornadadelcampo@gmail.com