Política
Ver día anteriorDomingo 5 de noviembre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Pemex arregla mil 200 perforaciones

Seca a huachicoleros cierre de poliducto Minatitlán-México

Cambio de giro, ahora roban trenes y camiones

Foto
Los daños que provocan los huachicoleros obligaron a cerrar el poliducto Minatitlán-México e iniciar obras de obras de reparación a lo largo de 597 kilómetrosFoto Cuartoscuro
Gustavo Castillo García
 
Periódico La Jornada
Domingo 5 de noviembre de 2017, p. 7

El robo de combustible en el poliducto Minatitlán-México generó tantos daños en la infraestructura que Petróleos Mexicanos (Pemex) decidió parar las operaciones de esa red y transportar gasolinas y diésel por vía terrestre, y desde finales de agosto se realizan labores de corrección en los tubos para subsanar más de mil 200 perforaciones ilegales, revelaron funcionarios que participan en el gabinete de seguridad nacional.

Las autoridades refirieron que el suministro de combustibles hacia Puebla, Tlaxcala y la capital del país ha sufrido retrasos, pero aun así continuará por vía terrestre, ya que este tipo de operación ha tenido resultados eficientes contra las acciones que realizaban las bandas de huachicoleros en el la zona conocida como el triángulo rojo.

La decisión de cerrar el ducto Minatitlán-Mexico va acompañada de obras de reparación a lo largo de 597 kilómetros, por lo que el robo que se presentaba en municipios como Acatzingo, Amozoc, Quecholac, Palmar de Bravo, Tecamachalco, Tepeaca, San Martín Texmelucan y Acajete, en el estado de Puebla, ha sido prácticamente cancelado y los grupos de huachicoleros dependen únicamente de los escurrimientos que aún se registran, señalaron los funcionarios consultados.

En ese contexto también se ha reportado que se ha abatido a varios líderes de las bandas de huachicoleros que operan en Puebla y Veracruz, pero las acciones para disminuir el robo de combustible de ductos de Pemex han incrementado el robo de carga en trenes y camiones, además que se informa de al menos 20 asesinatos presuntamente vinculados con la disputa de territorios entre grupos delictivos que operan en el triángulo rojo.

En meses recientes los grupos delictivos que antes se dedicaban al robo de hidrocarburo se han organizado para robar los cargamentos de alimentos y granos que se realizan en tren y también se ha incrementado el robo de camiones de carga, señalaron las autoridades entrevistadas.

En ese contexto, los funcionarios entrevistados señalaron que las acciones gubernamentales han obligado a las bandas delictivas de la zona a modificar sus operaciones y también a buscar nuevos sitios para actuar, por lo que se han incrementado las afectaciones a ductos que corren por el estado de Mexico.

En días pasados el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Puebla, Jesús Morales Rodríguez, señaló que las bandas de ladrones de combustible han cambiado sus zonas de operación hacia municipios como Coronango, San Martín Texmelucan y Cuautlancingo.

Roberto de Los Santos Jesús, El Bukanas, se mantiene como líder del mayor grupo de huachicoleros en la zona del triángulo rojo; sin embargo, las autoridades consultadas consideran que ha cambiado su centro de operación de Palmar de Bravo a municipios del estado de México que colindan con Tlaxcala.

Las operaciones coordinadas de las autoridades federales y locales han llevado a la muerte o detención de varios líderes huachicoleros, como el es caso de Antonio Martínez Fuentes, El Toñín, quien fue aprehendido en agosto; en septiembre, fue abatido Pablo Ascensio, El Chaparro, durante un enfrentamiento con personal de la Secretaría de Marina en el municipio de Tacamachalco; de igual manera Jorge Romero, El Placenta, encargado de la zona de San Martín Texmelucan, murió al enfrentarse con elementos del Ejército Mexicano en la comunidad de San Cristóbal Tepatlaxco.

En octubre, fue abatido Enrique Sánchez Carrera, El Z55 o El Cacarizo, durante un operativo realizado en la comunidad de Cañada Morelos, Puebla.

Las acciones contra los huachicoleros se han extendido a otros puntos del país, y en octubre, elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) abatieron en el municipio de Jerécuaro, Guanajuato, a Enrique Eguía López, El Cholo, durante un enfrentamiento en la comunidad El Terrero.

Ese mismo mes, durante un operativo integrado por miembros de las fuerzas armadas y policías estatales, fue abatido en los límites de Veracruz y Tabasco, Sergio Meza Flores, El Soruyo, conocido como El Rey del Huachicol.