Política
Ver día anteriorDomingo 5 de noviembre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El costo de la pérdida de capital humano femenino asciende a $240.6 mil millones

México retrocedió 15 lugares en equidad de género, revela Foro Económico Mundial

Los avances que ha presentado el país sólo están en papel, queja de organizaciones

Foto
Las mujeres con mayor nivel educativo y capacitación profesional tienen menor participación en el mercado laboral, señala el reporte Brecha mundial de géneroFoto Marco Peláez
Jessica Xantomila
 
Periódico La Jornada
Domingo 5 de noviembre de 2017, p. 11

De acuerdo con el reporte Brecha mundial de género, del Foro Económico Mundial, en un año México retrocedió 15 lugares en cuanto a equidad entre mujeres y hombres. En 2016 se ubicó en la posición 66 de 144 países, en este año en el 81.

Los principales problemas se presentan en la participación económica y oportunidad: se resalta el tema de la igualdad salarial para empleos similares, la participación en la fuerza laboral e ingresos estimados del trabajo.

En el segundo trimestre de 2017, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) registró que del total de la población de 15 años y más económicamente activa ocupada, 52 millones 198 mil 611 personas, 19 millones 868 mil 78 son mujeres, es decir, 38.06 por ciento.

El Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) refiere que la menor participación femenina en el ámbito laboral se presenta en la población con mayor nivel educativo y con capacitación profesional. La situación fuera del mercado laboral es diferente, la mayor parte de ellas se dedica al trabajo doméstico y de cuidado en sus propios hogares, mientras ellos principalmente son estudiantes.

De acuerdo con estimaciones del instituto con base en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, el costo de la pérdida de capital humano femenino asciende a 240.6 mil millones de pesos al año, lo cual representan también pérdida de talento. Resalta que elevar 4 por ciento la participación agregada de las mujeres en el mercado laboral tiene un impacto positivo de más de 6 por ciento del PIB per cápita.

Expone también que la falta de participación de las mujeres en el ambiente laboral no significa que no realizan trabajo productivo, pues lo que hacen en sus hogares tiene un importante valor económico, aunque no sea pagado y no se contabilice en las cuentas nacionales.

El Inmujeres señala que las entidades que presentan la mayor desigualdad en ingresos son Aguascalientes, Yucatán y Jalisco. El ingreso medio en las ciudades de 100 mil y más habitantes es de 9 mil 116 pesos para hombres y 6 mil 268 para mujeres. En las que tienen menos de 2 mil 500 habitantes es de 2 mil 403 pesos para mujeres y 3 mil 728 para hombres.

Alejandra Oyosa, de la organización Equidad de género: ciudadanía, trabajo y familia, expuso que el problema es que los avances que ha presentado el país sólo están en papel. Indicó que en el ambiente laboral la inclusión y el reconocimiento de las aportaciones de las mujeres sigue siendo una cuestión de voluntad.

Mientras sea de esa manera, mientras no haya leyes que de verdad obliguen a reducir la discriminación no sólo por género, incluso por edad, van a seguir habiendo este tipo de prácticas.

Ejemplificó que en algunas empresas una mujer puede tener el cargo de asistente administrativa y un hombre de asistente ejecutivo y no sólo implica un cambio de nombre, sino que también se refleja en la diferencia salarial, aunque sean las mismas actividades.