Cultura
Ver día anteriorMartes 14 de noviembre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La muestra Rojos reúne fotografías, periódicos, revistas y panfletos alusivos a esa gesta

Aloja el museo Trotsky exposición por el centenario de la revolución rusa
Foto
Acceso principal al recinto ubicado en Río Churubusco 410, colonia Del Carmen, Coyoacán, donde se puede visitar la exposición Rojos: a cien años de la revolución rusaFoto Milton Martínez/ Secretaría de Cultura CDMX
Carlos Paul
 
Periódico La Jornada
Martes 14 de noviembre de 2017, p. 7

La exposición Rojos: a cien años de la revolución rusa, que reúne fotografías, periódicos, revistas y planfletos, entre otros documentos, se aloja en el Museo Casa León Trotsky, como parte de las actividades del recinto para conmemorar y reflexionar sobre el centenario de esa gesta y su influencia en México.

Mesas redondas, presentaciones de libros, proyecciones y conferencias son parte de las actividades que se desarrollan y concluirán el 30 de noviembre, en las que también se reunirán escritores, artistas e intelectuales.

En la inauguración de la muestra, hace unos días, participaron Esteban Volkov Bronstein, director del museo; Eduardo Malayán, embajador de la Federación Rusa en México; Eduardo Vázquez Martín, titular de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México; Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, coordinador de Asuntos Internacionales de la Ciudad de México, y Sergio Raúl Arroyo, curador de la exposición.

Socialismo-comunismo mexicano

El curador de la exposición Rojos: a cien años de la revolución rusa explicó: Se trata de una muestra de breve formato. La entendí como el pequeño-gran dibujo de una época de amistades y rupturas en las que había que tomar partido y sumergirse en la historia corriendo riesgos. La exposición tiene los rasgos de una geografía interior, la del socialismo-comunismo mexicano.

Cuatro secciones articulan la muestra. La primera, Política, es un mosaico sobre la inserción del pensamiento soviético en México. De la formación de organizaciones como las ligas campesinas, uniones obreras y asociaciones juveniles que luchan tanto por los derechos constitucionales como por el derecho a la disidencia.

Educación, la segunda, ofrece un panorama relativo a la visión educativa, como una fuerza capaz de transformar una realidad inmersa en numerosos desequilibrios sociales.

La tercera, Arte, permea toda la atmósfera de la exposición, presenta breves, pero interesantes testimonios sobre artes plásticas, literatura, teatro, danza y pedagogía artística, donde cobran formidable dimensión las artes gráficas.

La última, Rusos en México, evoca a Víctor Serge, Vladimir Mayakovsky, Alejandra Kollontai, Sergei Eisenstein y León Trotsky.

En los cuatro apartados, dijo Arroyo, hay una evocación al cardenismo como un momento notable de la historia mexicana que muestra contenidos y prácticas políticas y sociales que se dirigen a una figura de la población casi inédita en las políticas públicas de la historia precedente.

En el programa de actividades destaca Crónica de un derrumbe: las revoluciones inconclusas del este, estudio del historiador mexicano Enrique Semo, que aborda las reformas intentadas en países socialistas que resultaron impracticables sin una resolución política (el 21 de noviembre, a las 17 horas).

La cita es en el Museo Casa León Trotsky (avenida Río Churubusco 410, colonia Del Carmen, Coyoacán).