Política
Ver día anteriorMartes 21 de noviembre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Lo que sucede en el socavón de Cocula es muy grave, afirma el gobernador de Guerrero

Supuestos golpeadores de la CTM y de firma canadiense matan a dos mineros
Patricia Muñoz Ríos y Sergio Ocampo
Reportera y corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 21 de noviembre de 2017, p. 12

Golpeadores armados de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), en contubernio con la empresa canadiense Torex Gold Resources, agredieron la noche del sábado a personal de la mina La Media Luna, de Cocula, Guerrero, y mataron a dos empleados.

Los mineros estaban en paro, en demanda de que se respete su libertad sindical, pues quieren dejar de pertenecer a un gremio cetemista y afiliarse al sindicato nacional del gremio.

Este sindicato, que encabeza Napoleón Gómez Urrutia, responsabilizó de la perversa y cobarde agresión que sufrieron los trabajadores a los directivos de la empresa, a la CTM y a la Secretaría del Trabajo.

Exigió castigar penalmente a los culpables de los crímenes y agresiones, y que a Torex Gold Rosources le sea retirada la concesión, ya que al actuar contra la ley y la paz social no es merecedora de seguir teniendo dicha concesión en el país, donde viola las normas y no respeta las vidas de los trabajadores.

Los mineros, desde hace 17 días, estaban en paro debido a que la firma canadiense no respeta su libertad sindical, ya que ellos se niegan a pertenecer a un sindicato de la CTM, pues señalan que éste no defiende sus derechos y los traiciona, ofende, agrede y amenaza.

Según sostuvo, la agresión ocurrió a pesar de que el principal dirigente de la compañía se había comprometido a resolver el conflicto. Sin embargo, la noche del sábado bandas armadas de matones de la CTM agredieron a trabajadores, en un retén que tenían instalado en la población de Azcala, municipio de Cocula, Guerrero, resultando de ello la muerte de dos mineros.

Los fallecidos son los hermanos Víctor y Marcelino Sahuanitla Peña. Aunque un grupo del Ejército alcanzó a detener a los agresores, de inmediato los dejaron en libertad, debido a la acción de alguna autoridad que no se dio a conocer.

Esas acciones se inscriben en las peores prácticas de la represión contra obreros, mineros y pobladores, por lo que demandan al presidente Enrique Peña; al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y al Ejército y la Marina, que presumiblemente protegieron a los agresores, que se ejerza todo el peso de la ley contra los autores intelectuales y materiales de esa acción.

El sindicato informó que los trabajadores están indignados, junto con los pobladores de la región, y demandan que ya no se realice el recuento sindical pendiente y la titularidad del contrato colectivo se otorgue de inmediato al sindicato nacional de mineros, al que quieren pertenecer.

Según los paristas, están involucrados en la agresión, por la CTM, los líderes locales Óscar Sotelo Gaspar, Marcelo Ríos Zúñiga, Marcial Barrios, Rodolfo Aldave Villalobos y los hermanos Luis y Miguel Gómez Montiel, estos últimos conocidos como Los Chivos.

Aseguraron: La patrulla militar que intervino en esta agresión fue la número 0827327, de la zona castrense ubicada en Iguala, Guerrero, bajo el mando del teniente Érick Mondragón Serrano, y al momento de la agresión había miembros de la Gendarmería, que escoltaron a los agresores y se los llevaron para después soltarlos en la zona conocida como El Arenal.

Por otra parte, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, expresó que lo de Cocula es muy delicado. Lo que ha acontecido tiene varios efectos. Primero, hay alrededor de 800 trabajadores de esa empresa que no están laborando. Consecuentemente, será complicado que reciban sus ingresos.

Abundó: Hay unas 10 mil personas que tienen relación indirecta con los movimientos económicos de la minera.

Es muy grave lo que está sucediendo, porque por supuesto ahuyenta la inversión. Estos hechos espantan indiscutiblemente a cualquier inversionista que haya venido a Guerrero o que quiera venir.

Es muy delicado este asunto. Estoy en contacto permanentemente con ellos. Entiendo que este es un asunto de carácter laboral, que escapa a nuestra influencia estatal, afirmó.