Sociedad y Justicia
Ver día anteriorLunes 11 de diciembre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

De zona productiva pasó al autoconsumo, advierten ONG

Se pierden al año 32 hectáreas de chinampas en Xochimilco
Foto
Productor de flor de nochebuena en la zona chinampera de XochimilcoFoto Carlos Ramos Mamahua
Néstor Jiménez
 
Periódico La Jornada
Lunes 11 de diciembre de 2017, p. 37

En la zona chinampera de Xochimilco se pierden cada año 32 hectáreas desde 2000, y pasó de ser una de las regiones productivas de la capital del país al cultivo de autoconsumo, aseveró Antelmo García Hernández, representante del fondo social cooperativo Agua para Todos, Agua para la Vida.

Al cumplirse hoy 30 años de que Xochimilco fue declarado patrimonio de la humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), García aseguró que no existe una política pública que conserve esta zona ni un proyecto integral de rescate de la actividad chinampera.

Desde 2000, con estudios e imágenes satelitales se comprobó la tendencia de 32 hectáreas de zonas chinamperas que se pierden cada año. Tiene un problema que se ha estado agravando; hay deterioro y el desarrollo de la mancha urbana no ha parado. No hay política pública que pare esto y hay problemas a escala de propietarios, que prefieren vender. Esto se debe a que la producción agrícola ya no es una fuente que garantice un ingreso para vivir.

Los chinamperos que aún permanecen y quienes cultivan maíz de cuatro razas distintas, hortalizas y flores son un reducto de lo que era hace un par de décadas, aseguró García.

Reconoció que muchos productores son beneficiarios de programas sociales y productivos, pero éstos no son parte de un plan integral de rescate, por lo que no se logran objetivos concretos.

Por su parte, el presidente de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (Cioac), Federico Ovalle, afirmó que no hay una política de preservación de los canales de riego. Muchos productores se dedican ahora a otra actividad; no pasa sólo en Tláhuac, sino en todo el país, porque las situaciones ya no lo permiten, agregó.

En los Lineamientos para el plan de manejo del patrimonio mundial, natural y cultural de la humanidad, emitidos por la Unesco y la Ciudad de México en 1990, ya se advertía un desgaste de Xochimilco.

El deterioro ambiental ha afectado a Xochimilco; su cercanía con la Ciudad de México ha generado gran presión hacia los recursos de la región, como el agua. Por otra parte, la creciente necesidad de espacios para la urbanización invade esta zona agrícola y fragmenta la unidad de la comunidad xochimilca, al introducir formas de vida que no consideran la relación equilibrada con la naturaleza, indica el documento.

El texto también destaca que en la actualidad Xochimilco es el único testimonio remanente de esta tecnología de agricultura prehispánica. Las chinampas no sólo son terreno ganado al lago, sino también una forma tradicional de agricultura sustentable, agrega.