Sociedad y Justicia
Ver día anteriorLunes 11 de diciembre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La baja impactará ganancias, pese a ser cultivo estratégico

Prevé Sagarpa que los cultivos de maíz blanco caerán hasta 7% para 2030
Néstor Jiménez
 
Periódico La Jornada
Lunes 11 de diciembre de 2017, p. 37

A pesar de que el maíz blanco es cultivo estratégico en el país, para 2030 su producción caerá cerca de 7 por ciento con respecto al cierre de 2016, de acuerdo con estimaciones de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

El documento Planeación agrícola nacional 2017-2030, elaborado por esta dependencia, indica que la producción de maíz blanco en 2016 fue de 24 millones 560 mil toneladas, con un crecimiento constante respecto de los años anteriores; sin embargo, prevé que se reducirá a 24 millones 310 mil toneladas al cierre de 2018.

La Sagarpa estima que en 2024 la producción seguirá cayendo a 23 millones 575 mil toneladas y en 2030 se producirán 22 millones 800 mil toneladas en todo el país, lo que representa una reducción de un millón 697 mil toneladas, es decir, 6.97 por ciento menos que en 2016.

La caída impactará directamente en las ganancias por este cultivo. Mientras en 2016 representó un mercado de 87 mil 350 millones de pesos, en 2030 este producto generará 81 mil 310 millones, una pérdida en valor económico de 6.04 por ciento.

Aunque la reducción en producción deseable casi llega a 7 por ciento, la disminución del consumo y la demanda será de sólo 3.44 por ciento.

El documento, presentado en septiembre pasado, señala que el maíz es el producto más representativo de México, por su importancia cultural y económica.

El maíz blanco representa 86.94 por ciento de la producción (entre maíz blanco y amarillo) y se destina principalmente al consumo humano. Esa producción satisface la totalidad del consumo nacional.

En tanto, el maíz amarillo se destina a la industria o fabricación de alimentos balanceados para la producción pecuaria. Lo cultivado en México sólo representa 24 por ciento de los requerimientos nacionales.

Al contrario del maíz blanco, la producción de café crecerá 471.5 por ciento para 2030; la de jitomate, 125.8 por ciento; la de Higuerilla, 113.1 por ciento; la de sorgo dulce, 100 por ciento, y la de jatropha, 200 por ciento.

El algodón tendrá un crecimiento discreto de 3 por ciento y el trigo cristalino de 4 por ciento; sin embargo, entre los 41 tipos de cultivos analizados sólo el maíz blanco tiene un porcentaje negativo en su crecimiento.

La Planeación agrícola nacional 2017-2030 detalla que a fin de realizar la proyección para los siguientes 13 años, esta dependencia analizó la tendencia en la demanda de productos, regiones óptimas de producción conforme a condiciones agroclimáticas y estrategias nacionales y regionales para hacer competitiva y rentable la producción.

Además, señala que su objetivo es consolidar y fortalecer las políticas públicas y estrategias del plan nacional de desarrollo y el programa sectorial de la Sagarpa a corto plazo, pero con visión de futuro. La finalidad es definir la ruta sobre la cual México deberá transitar en los siguientes años con base firme, sólida, consistente y congruente, concluye el documento.