Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMiércoles 13 de diciembre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Programas actuales aumentarán entre 3 y 3.6 grados la temperatura del planeta

Se está perdiendo la batalla contra el cambio climático, afirma Macron

El presidente francés anuncia 12 compromisos

Exige la ONU a países ricos cumplir acuerdos

Bolivia: la crisis no se combate con más capitalismo

Empresarios prometen más recursos

Foto
Antonio Guterres, secretario general de la ONU; Emmanuel Macron, mandatario de Francia; Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial, y Azali Assoumani, jefe de gobierno de Unión de las Comoras, al término de la conferencia One planet summitFoto Afp
Rosa Elvira Vargas
Enviada
Periódico La Jornada
Miércoles 13 de diciembre de 2017, p. 35

París.

Estamos perdiendo la batalla contra el cambio climático, advirtió ayer el presidente francés, Emmanuel Macron, durante la conferencia One planet summit, celebrada en esta capital. Con los planes actuales el mundo se encamina hacia un incremento de la temperatura de 3 a 3.6 grados, aseguró ante representantes de casi 130 países.

Agregó que las medidas para frenar el cambio climático no se están aplicando con la suficiente celeridad, y subrayó que en unos cuantos años no sólo ya no estarán en sus cargos algunos de los jefes de Estado presentes, sino muchos países pueden incluso desaparecer. Y si eso sucede, ¿cómo lo vamos a explicar? ¿Cómo vamos a decir que no lo sabíamos?

Los participantes en la cumbre –los anfitriones son la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Banco Mundial y Macron–, representantes de países y miembros de organizaciones gubernamentales y civiles, así como de empresas y fondos de inversión, desafiaron al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cuya nación abandonó el Acuerdo de París, de combate al cambio climático, suscrito hace dos años. Medio centenar de jefes de Estado y de gobierno asistieron a la reunión, entre ellos el mexicano Enrique Peña Nieto, el español Mariano Rajoy, el boliviano Evo Morales, la británica Theresa May y varios mandatarios africanos.

Hay que unir esfuerzos

No nos estamos moviendo lo suficientemente rápido. Tenemos que actuar todos, señaló Macron en un llamado a la comunidad internacional para unir esfuerzos. Añadió que la ciencia moderna ha revelado día a día el peligro que el calentamiento global representa para el planeta, y sentenció: Estamos perdiendo la batalla.

En una alusión al presidente estadunidense, invitó a los participantes en el encuentro a hacer grande nuestro planeta de nuevo. En tono serio, subrayó: Estamos aquí porque muchos han decidido no aceptar la decisión del gobierno de Estados Unidos de salirse de ese acuerdo.

Francia anunció 12 compromisos no vinculantes, desde la aplicación de 300 millones de dólares para luchar contra la desertificación, hasta la aceleración del cambio hacia una economía con bajo uso de carbón. Pero no hubo una promesa a las naciones pobres, que sufren los peores efectos del cambio climático, de que podrán enfrentar los efectos de mejor forma.

En su turno, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, instó a los países ricos a cumplir sus compromisos financieros para apoyar a las naciones en desarrollo a enfrentar el cambio climático.

Al abrir el segmento de alto nivel de la cumbre, Guterres abogó por que los países ricos cumplan su compromiso y aporten 100 mil millones de dólares al año hasta 2020 para respaldar a las naciones en desarrollo.

Expuso: Esos países no son responsables del problema que tienen que enfrentar, por lo que es cuestión de justicia que los desarrollados los ayuden en ese combate.

El secretario general de la ONU sostuvo que el Fondo Verde del Clima debe convertirse en un instrumento eficaz, sobre todo para los países más vulnerables, como los pequeños estados insulares y las naciones menos avanzadas.

Evo Morales atribuyó la destrucción del medio ambiente a un sistema de producción que no se desarrolla en armonía con la naturaleza. Resaltó que dos años después de la firma del Acuerdo París, la comunidad internacional se reúne para discutir otra vez temas como el financiamiento, el cual se encuentra estancado, mientras los países desarrollados siguen incumpliendo sus compromisos de aportar fondos.

Aunque Morales calificó el financiamiento de tema fundamental, expresó su preocupación por la posibilidad de que ese deber se transfiera al sector privado, que es la base del capitalismo.

De acuerdo con el presidente boliviano, no se puede responder con más capitalismo a una crisis provocada por el capitalismo. Alertó: La privatización de esa responsabilidad tendría consecuencias irreversibles.

El mandatario presentó 10 propuestas de su país para avanzar en el tema climático, que incluyen reconocer y respetar los derechos de la madre tierra; crear un tribunal de justicia climática con carácter vinculante para procesar a los responsables de los daños al medio ambiente, y reconocer y saldar la deuda en la materia de los países industrializados.

Los compromisos financieros deben cumplirse rápidamente mediante un sistema más ágil para lograr avances en el terreno, aseveró el primer ministro de Fiji, Frank Bainimarama, cuya nación insular es una de las más amenazadas por las tormentas y el aumento del nivel del mar.

Todos estamos en la misma canoa, los países ricos y los pobres, destacó.

Instituciones financieras públicas y privadas se comprometieron a destinar más fondos para fomentar la transición a una economía verde. Los inversionistas, por su parte, dijeron que presionarán a las grandes empresas para que den un giro hacia estrategias más amistosas con el medio ambiente.

Entre los compromisos, más de 200 inversores con 26 billones de dólares en activos prometieron aumentar la presión sobre las corporaciones que emiten la mayor cantidad de gases de efecto invernadero en el mundo para que combatan el cambio climático.

Según ellos, esto es más efectivo que amenazar con retirar sus inversiones de esas compañías, entre las que se encuentran Coal India, Gazprom, Exxon Mobil y China Petroleum & Chemical Corp.

Además, diplomáticos influyentes; el ex gobernador de California Arnold Schwarzenegger; empresarios líderes, como Michael Bloomberg, y hasta el ex secretario de Estado estadunidense John Kerry insistieron en que el mundo adoptará combustibles más limpios y reducirá las emisiones con o sin la participación del gobierno de Trump.

Un objetivo central es contrarrestar el argumento principal de Trump, de que el Acuerdo de París de 2015 perjudica a los empresarios estadunidenses.

El multimillonario y cofundador de Microsoft, Bill Gates, y el inventor y empresario Elon Musk, cofundador, entre otros, de Pay-Pal, se encuentran entre las 164 personalidades destacadas en el encuentro, en el cual se prometen proyectos que tienen un valor de miles de millones de dólares para ayudar a los países pobres y a las industrias a reducir las emisiones.

Ambientalistas se concentraron cerca del panteón parisino para exigir el fin de las inversiones en petróleo, gas y recursos mineros.

(Con información de agencias)