Economía
Ver día anteriorViernes 29 de diciembre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Efectos en la inversión podrían ser de consideración: integrante de la junta de gobierno

El BdeM subió tasa por inflación, reforma fiscal en EU e inseguridad

Refiere que la economía mexicana se contrajo en el tercer trimestre del año; aumentan precios

Miriam Posada García, Notimex y Reuters
 
Periódico La Jornada
Viernes 29 de diciembre de 2017, p. 18

La decisión de aumentar a 7.25 por ciento la tasa de interés se fundamentó en el alto nivel de inflación, la presencia de riesgos como la aprobación de la reforma fiscal en Estados Unidos, políticas proteccionistas, los resultados de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y las campañas políticas en México el año próximo, reveló el Banco de México (BdeM).

Uno de los miembros de la junta de gobierno del BdeM alertó como uno de los mayores riesgos para el crecimiento económico del país el aumento de la inseguridad, cuyos efectos en la inversión ya podrían ser de consideración.

El banco central señaló que la depreciación anual del peso se ubica en 5 por ciento, y advirtió que la presión sobre el tipo de cambio real tendría efectos importantes para la inflación.

En la minuta de la reunión de su junta de gobierno celebrada el pasado 14 de diciembre y dada a conocer ayer, el banco central reiteró que ante el entorno económico, sociopolítico e inflacionario, hace unos días decidió aumentar en 25 puntos base la tasa de interés, para cerrar el año en 7.25 por ciento.

Agregó que un miembro de la junta sugirió que el aumento de la tasa de interés fuera de 50 puntos base.

En la motivación para adoptar la política monetaria la junta señaló que si bien la economía mundial continuó su expansión, durante el tercer trimestre del año, la mexicana se contrajo; previó un cierre de la inflación de 2017 mayor a 6.63 por ciento registrada en noviembre pasado, y que el objetivo de 3 por ciento se lograría hasta finales de 2018 o en 2019.

La mayoría de la junta de gobierno advirtió que el panorama para la inflación se ha deteriorado, pues si bien alcanzó 6.66 por ciento en agosto de este año y se redujo en los siguientes dos meses, la presencia de nuevos choques provocó que a noviembre la inflación general mostrara un aumento respecto de septiembre, al pasar de 6.35 por ciento a 6.63 por ciento.

Considerando el impacto de los choques mencionados (las renegociaciones del TLCAN y la normalización de la política monetaria en Estados Unidos), así como el efecto del incremento al salario mínimo que entró en vigor en diciembre, en lugar de enero, la mayoría de los integrantes de la junta anticipa un cierre para la inflación general anual de 2017 mayor a la cifra de noviembre.

Dada la simultaneidad y magnitud de los choques que han venido afectando a la inflación, y los altos niveles que ha registrado recientemente, agregó, el principal reto que afronta la junta de gobierno en el entorno descrito es mantener ancladas las expectativas de inflación de mediano y largo plazos y reforzar la tendencia descendente de la inflación general hacia su meta de 3 por ciento.

Ante la intensificación de los riesgos que pudieran afectar la inflación, la junta de gobierno del BdeM estará vigilante y, en caso de ser necesario, tomará las acciones correspondientes, tan pronto como se requiera.

Hasta la primera quincena de diciembre, la inflación a tasa interanual se aceleró más de lo previsto a 6.69 por ciento, su segundo mayor incremento en más de 16 años.