Economía
Ver día anteriorViernes 5 de enero de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Proponen ajustar el salario mínimo a los nuevos precios

Alza a combustibles y especulación desatan inflación en productos básicos
Fernando Camacho Servín y Patricia Muñoz Ríos; Lorenzo Chim, Héctor Briseño, Carlos Figueroa y Diana Manzo
Reporteros y Corresponsales
Periódico La Jornada
Viernes 5 de enero de 2018, p. 15

El alza en los precios de los energéticos genera escalada inflacionaria en la canasta básica, pues prácticamente todas las etapas de la producción de alimentos están relacionadas con el costo del gas, la gasolina y el diésel, lo cual afectará tanto a empresarios como a consumidores, advirtieron dirigentes de organizaciones campesinas.

Francisco Chew, líder del Movimiento Social por la Tierra, afirmó que aunque las autoridades digan que el precio de los alimentos no debe aumentar de forma indiscriminada, esto es una realidad.

Todo en el campo se mueve mediante fletes y tráileres que utilizan diésel y gasolina, pero además también hay especulación de las grandes comercializadoras, señaló.

Álvaro López Ríos, secretario general de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas, coincidió con esta apreciación y dijo que habrá un impacto desastroso en la economía del sector rural, porque van a subir los precios de insumos como fertilizantes, semillas y maquinaria. Ante la ola inflacionaria, la organización Acción Ciudadana Frente a la Pobreza propuso revisar el monto del salario mínimo para ajustarlo a la canasta básica.

Expuso que el minisalario de 88.36 pesos genera pobreza, pues se ubica casi siete pesos debajo del costo de la canasta básica para una persona; no alcanza para los gastos básicos de una familia y quedó lejos de los 95.24 pesos que proponía el sector patronal.

También solicitó al Congreso de la Unión legislar para desaparecer la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) y crear un nuevo órgano con capacidad técnica y transparencia. Acción Ciudadana está integrada por 60 organizaciones de la sociedad civil, como el Centro de Estudios Espinosa Yglesias, Iniciativa Ciudadana y Desarrollo Social (Incide), Fundación Padre Kolping, Fundación Tarahumara José A. Llaguno, el Grupo para Promover la Educación y el Desarrollo Sustentable y el Instituto Intercultural Ñöñho.

En cuanto al precio de la tortilla, pese a que el delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor, Rafael Montero Romero, y el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Masa y la Tortilla, Javier González Baqueiro, aseguraron que no aumentaría en enero, en Ciudad del Carmen, Campeche, el kilo pasó de 17 a casi 21 pesos este jueves.

Víctor López, de la tortillería El Torbellino, en Ciudad del Carmen, dijo que la situación ya se ha vuelto insostenible.

En Acapulco, Guerrero, los expendios de Caleta vendieron el kilo de tortilla en 17 pesos, cuando el año pasado estaba en 15; mientras que en la colonia Costa Azul el kilo se comercializa a 18 pesos, un peso más que el año pasado.

Empresarios de la masa y la tortilla de Nuevo Laredo, Tamaulipas, advirtieron que en 15 días el kilo de tortilla podría superar 17.50 pesos desde los 16 actual. Respecto del gas LP, amas de casa y comerciantes señalaron que el precio se incrementó 20 por ciento en el Istmo de Tehuantepec durante los primeros días de enero y que esto propiciará que todo comience a subir.

Esa región oaxaqueña aún no se recupera de los estragos por los terremotos de septiembre.

En los primeros días de diciembre compré el tanque de 20 kilogramos de gas en 276 pesos y ahora en 350 pesos, el aumento fue de casi 80 pesos, dijo una vendedora de comida típica en Juchitán.

En esta región, Gas del Trópico vendió el tanque de 30 kilogramos en 523.80 y el de 45 kilogramos en 785.70. En Acapulco, el litro de gas se incrementó 40 centavos y ayer se vendió en 10.30 pesos. Mientras en Nuevo Laredo el tanque de 20 kilos subió de 366.60 a 386.20