Sociedad y Justicia
Ver día anteriorViernes 12 de enero de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Determinará si la afición se ha convertido en un problema

Catalogará la OMS el trastorno por videojuegos como enfermedad mental
De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Viernes 12 de enero de 2018, p. 34

La Organización Mundial de la Salud (OMS) catalogará el trastorno por videojuegos como enfermedad mental, según la Clasificación Internacional y Estadística de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud.

Esta lista, que en realidad es un manual de diagnóstico –llamada ICD-11–, no se había actualizado desde 1990, cuando surgió por primera vez, pero será publicada nuevamente este 2018, según adelantó New Scientist, revista internacional de divulgación científica.

Aunque se precisa que la redacción final del trastorno del juego no ha concluido, el borrador enumera una variedad de criterios que los médicos podrían utilizar para determinar si la afición al juego de una persona se ha convertido en una condición de salud grave. Uno de los elementos que contempla para definir dicho trastorno es cuando se le da una mayor prioridad a los juegos sobre otros intereses de la vida.

A este respecto, Hugo Veliz, maestro en sicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señala que la posibilidad de que los videojuegos generen trastornos patológicos, o incluso adicción, ha sido un asunto largamente discutido.

No es la primera vez que a los videojuegos se les encasilla como un problema, durante 30 años han competido contra el cine, la televisión, los medios alternativos o convencionales y también los han estigmatizado, según publicó en la plataforma UNAM Global.

Para el especialista en sicoterapia adolescente, hay que hacer una diferencia entre un jugador entusiasta, un niño que está contento por el regalo recibido, y una adicción, ya que para catalogarlo como tal debe tomarse en cuenta cómo afecta o qué tanto distrae las actividades cotidianas como dormir, comer o el ir más allá del intercambio que se tiene con alguien mediante del juego.

Si bien, lo advertido por la OMS es ya una realidad para ciertas personas, para el especialista la responsabilidad es la clave de todo y de todas las partes involucrada.

Precisó que aunque muchas personas han dejado ir a la escuela o de comer por jugar, el experto afirmó que cada caso es específico, por lo que es muy importante conocer el contexto sociocultural de la persona y su historia de vida para diagnosticarla.