Capital
Ver día anteriorJueves 1º de febrero de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Importante, la entrevista realizada al compañero que presenció el momento de la detención

Turnan el caso del joven Marco a fiscalía para delitos de servidores

En la CDHDF, tres de los cuatro policías implicados se deslindan del estado actual del estudiante

Foto
Tres de los cuatro policías involucrados en el caso del estudiante de preparatoria Marco Antonio Sánchez acudieron a la CDHDF a comparecer para esclarecer los hechos. En la imagen, los agentes Ricardo Trejo y Martín González MartínezFoto Laura Gómez Flores
Laura Gómez Flores y Raúl Llanos Samaniego
 
Periódico La Jornada
Jueves 1º de febrero de 2018, p. 31

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina informó que el caso del estudiante de la Preparatoria 8, Marco Antonio Sánchez Flores, fue turnado a la Fiscalía para la Investigación de los Delitos cometidos por Servidores Públicos, donde continúan las indagatorias.

El menor de 17 años, sin embargo, está imposibilitado para rendir declaración ante cualquier autoridad, de acuerdo con las revisiones y valoraciones médicas realizadas por personal de servicios periciales en materia de medicina forense y especialistas en siquiatría, autorizadas por su madre.

Una diligencia importante en la carpeta de investigación, destacó, es la entrevista tomada al testigo que lo acompañaba en el momento de los hechos, misma que se obtuvo el 26 de enero, en el Centro de Atención a Personas Extraviadas y Ausentes.

En tanto, el comandante Ricardo Trejo y los oficiales Juan de la Rosa Guzmán y Martín González Martínez, pertenecientes al sector Hormiga de Azcapotzalco, aclararon en entrevista que no tuvieron nada que ver con el actual estado de salud del menor.

A su salida de una reunión de más de dos horas en la primera visitaduría de la Comisión de Derechos Humanos (CDHDF) local, señalaron que con su comparecencia quieren dejar claro que no lo golpeamos para nada.

Además, cuando lo dejamos ir no tenía ninguna lesión visible, se comportaba normal y su imagen era muy diferente a la fotografía que se difundió, y en todo momento se respetaron sus derechos humanos y se cumplió con el protocolo de actuación, afirmaron.

“Su negativa a proporcionarnos datos –explicaron– nos impidió conocer que era menor de edad, pues su aspecto físico lo hace ver más grande respecto de su edad. Hemos acudido ante las instancias que nos han requerido y no estamos desaparecidos, como se ha dicho.”

Comentaron que acudieron a la Dirección General de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), donde se inició un procedimiento de investigación, y a la Fiscalía Antisecuestros de la Procuraduría capitalina, dando la cara para que esto ya se esclarezca y salgamos favorablemente.

Dijeron desconocer por qué su compañero Ubel Mora Gallardo no se ha presentado, pero nosotros estamos muy tranquilos de que no hicimos nada; se presentó un informe y fue al día siguiente que nos enteramos qué le pasó al muchacho.

La verdad de lo sucedido el martes 23 de enero es diferente a lo difundido en los medios, aseguraron los policías, quienes estuvieron acompañados del subdirector de Información de la SSP, Octavio Victoria.

Sobre el asunto, el subsecretario de Información e Inteligencia Policial, José Gil García, en una conferencia de prensa en la que se dio a conocer de cuatro detenciones, decidió callar y no responder por qué no hay cargos contra esos elementos y por qué acudió un alto mando de la SSP a Guerrero a notificar a Ubel Mora.