Deportes
Ver día anteriorMartes 13 de febrero de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El pugilista fue reconocido como promesa por Ring Magazine

Más que boxeador famoso quiero ser un ídolo popular: Jaime Munguía
Juan Manuel Vázquez
 
Periódico La Jornada
Martes 13 de febrero de 2018, p. a11

Cuando se habla de un prospecto en el boxeo se refieren a jóvenes que por sus aptitudes prometen futuros exitosos. Algunos se cumplen; otros, la mayoría, se quedan en eso, en promesas. El tijuanense Jaime Munguía fue reconocido en diciembre como el Prospecto del Año por la prestigiada revista estadunidense Ring Magazine y el sábado, como para despejar dudas, noqueó en tres episodios al argentino José Carlos Paz, en Cancún.

Munguía, de 21 años, espera con paciencia dejar de ser sólo una promesa y cumplir lo que la publicación estadunidense anticipa: convertirse en la próxima estrella del boxeo mexicano.

Me emocionó mucho que me nombraran prospecto en una publicación con tanto prestigio, cuenta Munguía, cuya carrera invicta es de 27 peleas ganadas, 23 por nocaut; pero también me pone alerta, porque ahora todos los que están empezando como yo querrán venir a tumbarme la cabeza, así funciona.

En un momento del boxeo mexicano en el que Juan Manuel Márquez se retiró, Érik Morales y Marco Antonio Barrera entraron al Salón de la Fama y la máxima estrella, Saúl Canelo Álvarez, no termina de ser aceptado por el público, el joven Munguía pretende abrirse un camino.

Canelo no es un ídolo popular”, dice Munguía; es buen peleador, disciplinado y tiene mucha fama mundial, pero no conecta con la gente, no sé si porque le falta carisma o tenga la sangre pesada, pero no a todos les simpatiza.

Muchos ex púgiles de los años 60 y 70 del siglo pasado, como Lupe Pintor y Rubén Púas Olivares, aseguraron en 2013 a este diario que no había ídolos porque en el boxeo actual todo era mercadotecnia y cada vez menos un deporte de arraigo popular. Algo que comparte Munguía.

“A mí me gustaría seguir los pasos de Canelo en cuanto a su trayectoria exitosa en el cuadrilátero, pero lo que no me gusta es su faceta farandulera”, ataja Munguía; yo sí quisiera tener esa comunicación que lograron los boxeadores de antes, sí me gustaría ser un ídolo popular más que una figura famosa.

En 2017 Munguía estuvo incansable; tuvo siete combates de los cuales seis terminó en nocaut. Mucha actividad para un boxeador que decidió ser profesional desde los 16 años, sin pasar por el ciclo olímpico.

Munguía calcula que en un par de años podría estar disputando un título mundial.

Btn rs