17 de febrero de 2018     Número 125

Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER

Suplemento Informativo de La Jornada

La agricultura campesina desde
la perspectiva de Michel Piel


FOTOS: Enrique Pérez S.

Janet Meléndez Campillo

A finales de 2017 visitó las instalaciones de la ANEC, Michel Piel, representante de la Confederación Campesina en Francia y de la Vía Campesina. El objetivo de su visita fue compartir sus experiencias desde la visión del campesinado en un contexto distinto al mexicano pero que en el fondo las mismas problemáticas de orden mundial: la subsistencia de la agricultura familiar.

Su historia personal representa la historia de una pequeña parte del campesinado francés y una de las decisiones claves que tuvo que tomar es orientar su camino hacia la transformación productiva de un modelo tradicional a un modelo de agricultura orgánica.

En la década de los ochentas, con la ayuda de sus hermanos, instalaron una granja porcina en la región de Rennes, con una capacidad de 160 vientres porcinos, situación difícil a gestionar por lo que con el paso de los años decidió disminuir su capacidad productiva a una cuarta parte. Esto se tradujo en una mejor atención a su ganado y en la redirección de sus esfuerzos hacia otras actividades productivas como la transformación alimentaria y la venta directa a nivel local.

Hoy en día, conjuntamente con otros campesinos de la región, han logrado consolidar un punto de venta colectiva donde se pueden adquirir leche, huevo, pollo, frutas y una gran variedad de productos de la canasta básica francesa. La transformación de su área de producción se ha dirigido a producir mejor, transformar y realizar la comercialización directa, lo cual corresponde con uno de los principios de las cadenas agroalimentarias de circuitos cortos.

Así mismo, la sociedad a la que pertenece forma parte de un Grupo de Interés Económico (GEI), cuyo principal objetivo es promover los servicios públicos desde la perspectiva de la territorialidad. Gracias a este grupo su sociedad de producción ha logrado ser proveedor de alimentos para centros de educación a nivel básico, medio y medio superior.

Una de las interrogantes que pueden surgir con mayor frecuencia en este modelo productivo es: ¿Qué sucederá en términos de relevo generacional? Esto es algo que él ya ha anticipado: el heredero de la sociedad será su hijo Jean Sebastien, de 38 años, coordinador de un grupo de horticultores orgánicos.
Gracias a la política agrícola del estado francés, su relevo generacional tendrá resuelto el 50% del financiamiento de proyecto, él tendrá acceso a un Subsidio para Jóvenes Agricultores (SJA) por el 25% y un crédito bancario con una tasa preferencial del 1% al 2% anual que rembolsará en un periodo de 8 a 10 años, el porcentaje restante tendrá que ser financiado por cuenta propia.

Para acceder a este tipo de apoyos es necesario demostrar que el proyecto es viable y rentable, por lo que una de las claves del éxito de este modelo de producción reside en la multifuncionalidad de las áreas de explotación, estas áreas no sólo son sitios de producción, si no también son espacios turísticos y de acción solidaria.

En términos de política fiscal, el contraste de este modelo de producción-comercialización-venta con respecto al modelo productivista es abismal. El estado francés proporciona subsidios e incentivos a la producción a ambos modelos de producción. Por dar un ejemplo, una explotación en modalidad convencional puede ser beneficiada con un apoyo anual por parte de la Política Agrícola Común (PAC) por un monto de 100,000 euros, mientras que una explotación con producción orgánica sólo podría acceder al 10% de este apoyo.

Así mismo, mencionó que este modelo convencional ha transgredido las barreras, llevando sus últimas consecuencias hasta provocar daños a la salud. En años recientes el número de suicidios reportados por semana se ha incrementado considerablemente, la mayor parte de estos casos se dan por el endeudamiento y por la dificultad financiera a la que se enfrentan los campesinos.

En Francia, el 80% del total de las subvenciones nacionales y regionales están dirigidas sólo al 20% de los agricultores, porcentaje representado principalmente por agricultores de gran escala. Como resultado, el campesinado se endeuda para resistir y seguir existiendo, resaltó.
En este sentido, vale la pena señalar que la perspectiva futura a nivel internacional de los movimientos campesinos es seguir promoviendo la producción local, minimizando el transporte y el consumo de energía.

Vía Campesina es optimista con respecto a la participación de los consumidores en este engranaje y el fortalecimiento de los movimientos campesinos a través de la resistencia es nuestra principal arma para librar este combate, mismo que será largo, duro y deberá ser librado respetando la autonomía y la identidad de cada una de las partes involucradas para lograr la soberanía alimentaria.

Distintos contextos en realidades paralelas. Hoy en día el campesinado a nivel mundial lucha por tener acceso a una vida sana, digna y en igualdad de condiciones, es por ello que resulta indispensable que todas las iniciativas vinculadas a la promoción y difusión de la agricultura familiar estén orientadas a una alianza estratégica consumidor-productor.

opiniones, comentarios y dudas a
jornadadelcampo@gmail.com