Sociedad y Justicia
Ver día anteriorJueves 8 de marzo de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Su aplicación vulneraría los derechos de los pueblos, advierten

Rechazan diputados de la Comisión de Asuntos Indígenas ley de biodiversidad
Roberto Garduño y Enrique Méndez
 
Periódico La Jornada
Jueves 8 de marzo de 2018, p. 39

La Comisión de Asuntos Indígenas de la Cámara de Diputados aprobó ayer su postura de rechazo a la minuta del Senado con la ley de biodiversidad al considerar que su aplicación vulneraría la protección de los derechos de los pueblos indígenas, en sus conocimientos tradicionales y recursos genéticos.

Mientras en la Comisión de Medio Ambiente se ha difundido un proyecto que acepta la ley, ayer la de Asuntos Indígenas se reunió para cuestionar que el contenido de esa propuesta y señalar que, en todo caso, se abra una consulta con los pueblos y comunidades como obliga el artículo 6 del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo con objeto de obtener su consentimiento previo, libre e informado.

Debemos cuidar que no se vulneren los derechos de los indígenas y que la ley sea un instrumento que apoye, proteja y sirva a los fines por los que se aprobó, dijo el presidente de la comisión, Cándido Coheto Martínez, del PRI.

Durante la discusión del dictamen que rechaza la minuta, la legislación planteó que si se pretende avanzar en ella la consulta es obligatoria para evitar una violación grave a los derechos humanos de los pueblos y comunidades indígenas.

El documento aprobado ayer indica que la ley, que tiene como origen el Senado, busca apropiarse de los recursos genéticos y los conocimientos tradicionales indígenas, pero al mismo tiempo les niega certidumbre jurídica a sus derechos.

Tampoco, alertó, define quiénes son los sujetos de derecho en materia de recursos genéticos ni reconoce los conocimientos tradicionales asociados a éstos.

La comisión también refutó las consideraciones de la Comisión de Medio Ambiente, que sustenta su proyecto en el Protocolo de Nagoya, sobre acceso a los recursos genéticos y participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de su utilización, y en el Convenio sobre la Diversidad Biológica, de 2014.

Expuso que las disposiciones de ese protocolo son insuficientes, debido a que los mecanismos y procedimientos establecidos para lograr la conservación de la diversidad biológica, no han logrado implementarse cabalmente en los estados parte.