Cultura
Ver día anteriorLunes 12 de marzo de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Organiza las Jornadas Sociedad y Mujer de El Colegio Nacional

La inequidad por género en México es innegable, indica Concepción Company
Ángel Vargas
 
Periódico La Jornada
Lunes 12 de marzo de 2018, p. 8

La discriminación y la inequidad contra las mujeres por cuestiones de género es una realidad innegable en México, sostiene la lingüista y filóloga Concepción Company Company, coordinadora de las segundas Jornadas Sociedad y Mujer, que se realizan en el Colegio Nacional y que concluirán el 27 de abril.

Las mujeres están relegadas y son discriminadas en muchas instituciones culturales, laborales y sociales. Por donde quiera que se vea, es una realidad que no se puede ocultar y, justamente, esa es la función de estas jornadas: reflexionar desde diferentes ángulos de por qué nacer mujer o tener género femenino es motivo de inequidad, explica.

Género y desigualdad, en este país, van de la mano, cuando no tendría que ser así, como tampoco la desigualdad por género y adscripción étnica indígena o género y preferencias sexuales. Pero es algo que vemos y vivimos en prácticamente todos los sectores y lugares.

En entrevista con La Jornada, a propósito de dicho encuentro académico, Concepción Company reconoce que si bien la mujer en México ha ganado terreno en diversos ámbitos de la vida política, social, económica y cultural, aún es muy evidente la brecha con relación al hombre en términos del reconocimiento a su capacidad y sus méritos en terrenos como el laboral y el académico.

Es un hecho social que las mujeres no somos minoría; es un hecho biológico que componemos poco más de 50 por ciento de la población en Mexico, pero ser mujer sí implica ser tratadas como si fuera un problema de minorías, porque hay exclusión, silenciamiento y falta de equidad laboral, indica.

Me parece escandaloso que exista esa inequidad laboral. En muchas instituciones y muchos espacios de la iniciativa privada y probablemente de carácter público prevalecen enormes brechas salariales entre hombres y mujeres, aun cuando ambos tengan la misma preparación, capacidad y desempeño.

La también académica de origen español, quien nació en Madrid, en 1954, comenta que esa discriminación y esa desigualdad están tan arraigadas en el país que pueden advertirse en instituciones tan importantes y de avanzada como el propio Colegio Nacional y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), institución esta última, menciona por ejemplo, en la que el porcentaje de mujeres eméritas apenas alcanza 12 por ciento del total.

De El Colegio Nacional, al cual ingresó hace justamente un año, subraya que en sus 75 años de existencia sólo ha contado con cuatro miembros del sexo femenino, tres de las cuales están aún en funciones: la arqueóloga Linda Rosa Manzanilla, la sicóloga María Elena Medina-Mora y ella misma.

Se ha dicho que es una instancia excluyente, cosa que no es falsa. No somos menos excluyentes que otras instituciones, aunque el hecho de reconocerlo no soluciona nada, agrega la lingüista, quien aclara que desde hace tiempo esa institución ha advertido tal problemática y trabaja en la manera de solucionarla.

Incluso, dice, espera que pronto esté un comunicado de El Colegio Nacional sobre el tema y asegura que, acorde con las dinámicas estatutarias y procedimientos, es el deseo de muchos de los miembros de este organismo que se incorpore la mayor cantidad de mujeres que lo ameriten.

Preocupación real

Un punto que hemos defendido las mujeres que estamos dentro de las instituciones es que nuestro ingreso a las mismas debe ser no porque somos mujeres, sino porque somos iguales a los hombres y tenemos los mismos méritos y en ocasiones hasta más. En muchos espacios sociales de México, las mujeres quedan excluidas aún teniendo méritos sobrados, subraya.

Estas segundas Jornadas Sociedad y Mujer serán motivo de preocupación intrainstitucional. Ya está en el aire, lleva rato esta preocupación por nivelar más las cosas. Ahora se presenta la coyuntura de que el Colegio Nacional cumple 75 años de creación, son tres generaciones biológicas, y ya es bueno empezarse a preguntar y tomar las decisiones para que haya modificaciones. Eso, creo, debe ser así.

Sobre las segundas Jornadas Sociedad y Mujer, en cuya coordinación participan asimismo las ya mencionadas María Elena Medina-Mora y Linda Rosa Manzanilla, las mesas redondas se realizarán el 16 de marzo y el 27 de abril, de 17 a 20:15 horas, en la sede de El Colegio Nacional, ubicada en Donceles 104, Centro Histórico.

En ellas, especialistas en diversas disciplinas sociales, científicas y académicas reflexionarán en torno al papel de la mujer en la sociedad y se analizarán las perspectivas y desafíos en temas como salud y bienestar; marginación, exclusión y violencia; identidad, discriminación y trabajo; educación y trabajo, y derechos e instituciones culturales y científicas.

El propósito de este encuentro es que al final se integre un documento que resuma los resultados, identifique los problemas y dé posibles soluciones, con la idea de que hacerlo llegar a las autoridades respectivas y puedan incidir en el desarrollo y la aplicación de políticas públicas, adelanta Concepción Company.