Cultura
Ver día anteriorJueves 5 de abril de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Seis versiones libres y un Macbeth clásico se escenifican en la explanada del museo Tamayo

El teatro de Shakespeare va al parque
Foto
Las funciones de la iniciativa Teatro en el parque: Shakespeare comenzaron ayer en esta estructura efímera instalada en el museo Tamayo, que diseñó Adrián Martínez Frausto, de la cual, dijo, respetamos los parámetros del teatro isabelinoFoto Guillermo Sologuren
Foto
Sara Pinet, de la compañía Los Tristes Tigres, en una escena de la obra Algo de un tal ShakespeareFoto cortesía del INBA
Reyes Martínez Torrijos
 
Periódico La Jornada
Jueves 5 de abril de 2018, p. 4

La iniciativa Teatro en el parque: Shakespeare, que ayer comenzó, propone acercar nuevos públicos desde la escenificación de seis versiones libres y un Macbeth clásico del dramaturgo inglés William Shakespeare, de acuerdo con el productor Jacobo Márquez.

Las funciones se desarrollan en un espacio temporal construido en la explanada del Museo Rufino Tamayo Arte Contemporáneo.

Incluye las obras Algo de un tal Shakespeare, Romeo y Julieta de bolsillo y Mendoza, en formato de teatro isabelino, explicó Márquez en conferencia de prensa.

El repertorio, seleccionado por el coproductor Claudio Sodi, se completa con ¿Qué con Quique Quinto?, Yo tenía un Ricardo, hasta que un Ricardo lo mató y La sombra del bardo, montajes que conocíamos, que habíamos visto y tienen gran calidad, añadió.

Aforo estimado de 500 personas

Adrián Martínez Frausto, quien diseñó la estructura efímera, dijo que en la construcción respetamos los parámetros del teatro isabelino. La relación desde todos los lugares es muy cercana para que sientan a Shakespeare como está escrito, creado para un espacio de este estilo, con aforo estimado de 500 personas.

Es muy interesante cómo funciona diferente que en cualquier otra configuración porque entiendes la velocidad a la cual están escritas las obras, porque todo está hecho para que sea inmediato, entretenido.

Márquez refirió que la iniciativa se inspiró en entidades como Shakespeare in the Park, de Nueva York, y el londinense Globe Theatre, del que recibieron asesoría.

Conocíamos proyectos, como el de la Compañía Nacional de Teatro y el de la Universidad Nacional Autónoma de México, que han montado corralas, pero queríamos darle nuestra propia identidad y contenido: decidimos crear un teatro isabelino y mostrar esta armonía de los colores para que se viera como si eso siempre hubiera existido ahí. De esta forma se inclinaron por “tener una versión clásica, pero también generar versiones libres que acercaran públicos nuevos, jóvenes y niños, y albergar seis versiones libres de William Shakespeare y una más apegada, Macbeth, a lo que es el teatro clásico del dramaturgo inglés”.

En cuanto al financiamiento, Jacobo Márquez informó que 40 por ciento del boletaje será gratuito y el resto se venderá por Internet, que ayudará a sustentar el proyecto. Dos apoyos fundamentales provinieron del banco HSBC y el museo Tamayo.

Múltiples actividades

Teatro en el parque tendrá funciones sábado y domingo; durante jueves y viernes sólo se escenificará un montaje.

Los boletos y la programación completa se pueden adquirir en el sitio teatroenelparque.mx.

Márquez mencionó que no se cancelarán funciones por la lluvia. De alguna forma, reproducen el modelo londinense, donde llueve en 95 por ciento de las funciones. Además, habrá múltiples actos programados por el museo Tamayo, como conciertos, talleres y recorridos en los que se explicará el teatro isabelino, a cargo de expertos. Éstas se publicarán en la página del proyecto y en la del museo.

Teatro en el parque: Shakespeare se instaló junto al museo Tamayo (Paseo de la Reforma 51, Bosque de Chapultepec).

La temporada concluirá el 4 de junio.