Política
Ver día anteriorMiércoles 11 de abril de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Elecciones2018

Algunos de ellos duplicaron de forma irregular su permanencia en el organismo

Ministros que avalan al Bronco, beneficiados con la ampliación de su periodo en el TEPJF
Georgina Saldierna y Alonso Urrutia
 
Periódico La Jornada
Miércoles 11 de abril de 2018, p. 10

Los magistrados que decidieron incorporar a Jaime Rodríguez Calderón El Bronco a la boleta presidencial arrastran un vicio de origen, pues el periodo de sus permanencia en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) fue ampliado y, en algunos casos, duplicado de forma irregular.

De los beneficiados con dicha extensión, tres votaron en favor del registro de Rodríguez: Felipe Fuentes Barrera, ponente de la resolución que avaló el registro del mandatario regiomontano; José Luis Vargas, e Indalfer Infante.

Aunado a ello, en corrillos políticos se identifica a tres de los cuatro magistrados que sufragaron a favor de Rodríguez como cartas del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Cabe destacar que la elección de los actuales integrantes de la Sala Superior del tribunal se realizó en octubre de 2016. Vargas e Infante fueron seleccionados para un periodo de tres años; Fuentes y Reyes Rodríguez para seis y Felipe de la Mata, Mónica Aralí Soto y Janine Otálora para nueve.

Foto
Felipe Alfredo Fuentes, a favorFoto José Antonio López
Foto
Janine Otálora, en contraFoto Cristina Rodríguez
Foto
Indalfer Infante, a favorFoto José Antonio López
Foto
Felipe de la Mata, en contraFoto José Antonio López
Foto
Mónica Aralí Soto, a favorFoto José Antonio López
Foto
Reyes Rodríguez, en contraFoto Víctor Camacho
Foto
José Luis Vargas, a favorFoto José Antonio López

El PRI, aliado con el Partido Acción Nacional (PAN), promovió que se ampliara el periodo de aquellos que fueron electos para tres y seis años, argumentando que ello daba estabilidad al tribunal, aunque en los hechos se rompió con el precepto legal de elegir de manera escalonada a los magistrados cada tres años.

De esta manera, Vargas e Infante pasaron de tres a siete años, y Fuentes y Reyes de seis a ocho años. La decisión se impuso pese a que el proceso de designación ya había concluido y los designados habían rendido protesta ante el pleno senatorial. De manera inusual y ya con sus nuevos periodos de gestión, los cuatro beneficiados volvieron a rendir protesta.

Inconformes con la decisión, Morena y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) interpusieron una acción de inconstitucionalidad en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, quien tras analizar el caso, avaló la extensión.