Capital
Ver día anteriorLunes 16 de abril de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Fue construida en el último reducto de vivienda popular en Nuevo Polanco, señalan

Exigen familias afectadas por torre de lujo cumplir con obras de mitigación

La inmobiliaria pretende realizar a medias los trabajos, denuncian

Sus viviendas, en riesgo

Foto
Al menos 52 familias que habitan en cerrada de Andrómaco han resistido el embate del auge inmobiliario en Nuevo Polanco. Denunciaron que la constructora Compás Group pretende realizar a medias los trabajos trabajos de mitigación a que se comprometióFoto proporcionada por los vecinos
Rocío González Alvarado
 
Periódico La Jornada
Lunes 16 de abril de 2018, p. 29

Las familias que viven en la cerrada de Andrómaco, último reducto de vivienda popular en la zona conocida como Nuevo Polanco, en la delegación Miguel Hidalgo, exigieron a la desarrolladora inmobiliaria Compás Group y a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) cumplir con las obras de mitigación acordadas y la reparación de los daños ocasionados por la construcción de un lujoso edificio de 21 niveles en Lago Neuchatel y Ferrocarril de Cuernavaca.

Después de colocar pancartas en los tapiales de la obra, que se encuentra justo detrás de sus viviendas, los vecinos que han resistido el embate del auge inmobiliario, explicaron que la constructora pretende realizar a medias los trabajos comprometidos.

En enero de 2016, después de inconformarse por una serie de anomalías en la autorización de un polígono de actuación, se convino realizar obras de mitigación que incluyen, entre otros trabajos, la reparación de las viviendas afectadas con la excavación, la sustitución de la red del drenaje, así como posterior repavimentación en la cerrada de Andrómaco, donde viven 52 familias.

Sin embargo, denunciaron: Llevamos más de dos años en pláticas y convenios no cumplidos. No hay solución y nuestro único patrimonio se sigue deteriorando.

Hace más de un mes personal de la constructora comenzó a romper el asfalto, pero no se quiere hacer responsable del drenaje. Dicen que nunca se comprometieron con la Seduvi a hacer esos trabajos, y dejaron todo tirado. Con las lluvias es un lodazal, pero lo peor de todo es que se sigue reblandeciendo el suelo, ya tenemos un dictamen de protección civil que dice las casas dañadas están en riesgo, pero ninguna autoridad nos escucha, denunció José Reyes Sosa, uno de los vecinos afectados.

Detalló que existen alrededor de 15 viviendas agrietadas, las que se comprometieron a rehabilitar una vez concluidas la torre de departamentos. De las casas no se querían hacer responsables, porque decían que el daño se ocasionó porque no tenían cimientos, quizá tengan razón, pero en 60 años no les había pasado nada, hasta que empezaron a excavar. Después firmaron el acuerdo, pero cómo vamos a confiar en que lo harán si ahora no quieren hacer lo que firmaron, expresó.

Los inconformes señalaron que han acudido a la delegación Miguel Hidalgo, en donde les han dicho que no es competencia de las autoridades delegacionales, sino de la Seduvi, y vamos para allá y ahí ni siquiera nos han atendido.

Para la construcción de la torre en Lago Neuchatel, la Seduvi autorizó un polígono de actuación con la fusión de cinco predios que suman más de mil metros cuadrados, lo que a decir de los vecinos es irregular, pues existe una norma de ordenación para la colonia Ampliación Granada que lo prohíbe.