21 de abril de 2018     Número 127

Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER

Suplemento Informativo de La Jornada

Encuentro de guardianes,
entre la lucha y la esperanza

Francia Gutiérrez Hermosillo Asociación de Consumidores Orgánicos  francia.mexicana@gmail.com


“Así como cada uno somos el ayer, el hoy y el mañana, así estamos preparando el futuro”.
FOTOS: Francia Gutiérrez Hermosillo

Por el derecho de preservar, reproducir, multiplicar, intercambiar, donar, compartir, vender y regalar libremente las semillas.

Con el objetivo de reunir iniciativas y organizaciones mexicanas relacionadas con la defensa de las semillas para proponer alternativas, establecer estrategias conjuntas y avanzar de modo articulado a fin de tejer vínculos de apoyo que refuercen las acciones, se llevó a cabo en marzo de 2017 el primer Encuentro Mexicano de Guardianes de Semillas en el Rancho Agroecológico de Vía Orgánica. Allí se dieron cita 136 participantes provenientes de comunidades de 18 estados: Puebla, Guanajuato, Aguascalientes, Veracruz, Michoacán, Jalisco, Morelos, Colima, Oaxaca, Chiapas, Jalisco, Querétaro, Yucatán, Ciudad de México, San Luis Potosí, Estado de México, Quintana Roo y Nuevo León.

Con la consigna de demostrar la gran fuerza de nuestras semillas y de vincular y profundizar nuestro conocimiento, lxs asistentes dialogaron e intercambiaron propuestas, como lo narró Camilo Garibaldo, pequeño productor de la comunidad de Chiquilistlán, Jalisco.

Lxs guardianes expresaron la virtud de velar por las semillas. Entre estas opiniones retomamos el testimonio de Camilo Garibaldo sobre su experiencia de preservar, reproducir, multiplicar, intercambiar, donar, compartir, vender y regalar libremente las semillas:

“Así como entendemos que cada uno de nosotros somos el ayer, el hoy y el mañana, estamos preparando el presente y el futuro. De eso se habló en el encuentro. En este tipo de reuniones, veo cómo la armonía tiene una fuerza superior de lo que nos podemos imaginar. Todo el encuentro, en armonía, luchó por la vida”.

“Me hicieron sentir un ser superior de lo que había sido. Es lo que he aprendido de ustedes como pueblo, como comunidad. Yo soy ustedes, ustedes son yo. Esa armonía se hace sentir de una manera en la que no tenemos por qué temer o pensar en negativo; si vamos en positivo el mundo va a continuar […] No permitamos que la semilla [del maíz] se contamine, porque esa semilla somos nosotros”, afirma Camilo Garibaldo y agrega:

“Si se contamina, nosotros estamos contaminados. Podemos cuidar al maíz, el maíz no nos puede cuidar a nosotros. Desde que di los primeros pasos de mi comunidad para acá, lo que traía en mente es que venía a un encuentro de vida, y se logró ese objetivo. Vamos a no perder el rumbo, a enseñarnos a valorar lo que somos, semilla única en el mundo, con una memoria excelente, que llevamos dentro. Sólo debemos descubrir qué tenía y qué ha perdido, ya sea para lo que le hace falta o para conservar la semilla que nos da la vida”.

Desde el año 2012 se generó un movimiento internacional en defensa de las semillas, y ya para noviembre de 2016 las chinampas de Xochimilco, México, albergaron a la Red de Semillas de Libertad. De ésta se desprendió la necesidad de generar un Encuentro Mexicano de Guardianes de Semillas para conocernos, encontrar intereses, experiencias y retos, según nos compartieron Juan Manuel Martínez (Ecopol), Nereida Sánchez (Semillas Colibrí) y Miguel Ángel Escalona (Universidad Veracruzana), al hablar sobre los antecedentes del evento.

Con la facilitación de Mercedes López, de Vía Orgánica, y Organic Consumers, se dio paso a las conferencias. En “Situación de las semillas en México. Transgénicos a 20 años”, Elena Álvarez Buylla, del Instituto de Ecología de la UNAM, destacó: “Sin las comunidades originarias y campesinas, con un anclaje de organización comunitaria, no es posible conservar las semillas. Eso lo saben las grandes corporaciones, quienes pretenden romper esa membrana comunitaria generando dependencia de las semillas privadas mediante el uso de métodos tecno-científicos, como el desarrollo de híbridos y de transgénicos”.

En su turno, Adelita San Vicente, directora de la Fundación Semillas de Vida, compartió la “Situación actual de las semillas y demanda colectiva contra la siembra de maíz transgénico”. En su exposición, resaltó que “el capitalismo buscó apoderarse de todo el sistema alimentario y de toda la cadena de producción, y uno de estos eslabones son las semillas. Eso lo hacen a través del cercado de las semillas con la tecnología, las leyes y las políticas. Pero las semillas tienen el potencial de detener a las grandes corporaciones monopólicas, sobre todo en países megadiversos como el nuestro”.


“Sin las comunidades originarias y campesinas no es posible conservar las semillas”.

Durante la jornada se realizaron numerosos talleres y charlas, entre otros: comercialización de semilla, leyes, experiencias, rentabilidad, control de calidad; iniciación a la producción de semillas; semillas de arbustivas nativas aliadas en la producción de alimentos; lotería de plantas visitadas por abejas; acceso a recursos genéticos; bancos de semillas mexicanos; diversidad de maíces nativos de México y mejoramiento campesino; semillas y niñxs; importancia de las comunidades para el cuidado y conservación de semillas nativas; museo vivo; herramientas para la conservación de semillas en el huerto de Vía Orgánica; certificación orgánica participativa y método biointensivo de cultivo para la producción de semillas y calidad de semillas producidas a pequeña escala.

El programa de actividades culminó con la presentación de ¡Siembra!, serie de videos educativos sobre producción de semillas.
El momento de mayor comunión se dio durante los espacios de intercambio de semillas entre las diversas regiones del país, donde se entrelazaron las manos campesinas. Unos y otros, hombres y mujeres, intercambiaron palabra y conocimiento, con la esperanza de que nuestros cultivos se sigan extendiendo como bandera de resistencia y permanencia, ante las amenazas que atentan contra esta expresión de vida.

Así se tejen las propuestas, al compartir de campesino a campesino las semillas, fuente de alimento para el cuerpo y el espíritu, símbolo cultural de identidad, y así se fortalecen el territorio, la soberanía alimentaria y la autonomía de los pueblos.

opiniones, comentarios y dudas a
jornadadelcampo@gmail.com