Política
Ver día anteriorJueves 3 de mayo de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Elecciones 2018

El ex gobernador de Guerrero releva a Ochoa Reza en la dirigencia

Tiene Meade todo el apoyo del PRI, asegura Juárez Cisneros

Es un guiño a Osorio Chong, explican en el equipo de campaña

Enrique Méndez y Fabiola Martínez
 
Periódico La Jornada
Jueves 3 de mayo de 2018, p. 11

René Juárez Cisneros asumió ayer como presidente provisional del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Confirmado el cambio, que ocurre a menos de dos meses de la elección presidencial, expresó: que nadie se equivoque, José Antonio Meade cuenta con todo el respaldo del tricolor y la militancia.

Seguiremos apoyando a Pepe Meade, abundó, y en momentos en que legisladores y dirigentes de distintos grupos han insistido en que fueron excluidos, sostuvo: seré también uno más, más allá del cargo, que pueda llevar a la construcción de esta unidad fundamental que requiere el PRI ante la elección más compleja en la historia partidaria.

Después de que Ochoa Reza entregó su renuncia a los órganos de dirección partidaria, para concretar el cambio de dirigencia, Juárez Cisneros fue nombrado secretario de Organización, en lugar de Rubén Moreira, ex gobernador de Coahuila, y la secretaria general, Claudia Ruiz Massieu, pidió licencia temporal.

De esta manera, conforme a los estatutos, Juárez Cisneros será el presidente del tricolor por prelación; en una sesión extraordinaria convocada para mañana, la Comisión Política Permanente del partido lo ratificará como presidente en funciones.

El relevo en la cúpula priísta se dio un día después de que Meade se reunió con dirigentes estatales en la campaña, donde los convocó a la unidad, y de la que resultó el acuerdo de ni un voto a (Ricardo) Anaya.

El equipo del abanderado explicó la sustitución de Ochoa Reza como un guiño a Miguel Ángel Osorio Chong, ex secretario de Gobernación, y una forma de acercar a la militancia a la campaña.

Anoche, en un mensaje a medios, el abanderado presidencial expuso que con el relevo, él y su equipo trabajarán juntos y coordinados para ganar la Presidencia el primero de julio. Le faltan muchos días a esta campaña. En esta elección está en juego el legado, el presente y el futuro del país. Estamos absolutamente seguros de que vamos a ganar, expresó.

El candidato presidencial de Todos por México hizo un amplio reconocimiento a Ochoa Reza y, sin ofrecer detalles, refirió que éste continuará sumando al proyecto.

A la confirmación del remplazo acudieron el coordinador de la campaña, Aurelio Nuño; el coordinador de los senadores, Emilio Gamboa –quien acercó a René Juárez con Osorio Chong–, y colaboradores de Meade, entre otros.

Unidad, premisa para ganar

Mientras Ochoa Reza expuso que ha terminado un ciclo, Juárez Cisneros sostuvo que en la nueva etapa del PRI se requiere unidad, como premisa para ganar las elecciones presidenciales, y anticipó un giro en la forma de ejercer la dirigencia.

Que nadie se autoexcluya; aquí todos somos necesarios, indicó. Incluso, dijo que la política será de brazos abiertos y resaltó que el triunfo será posible sólo en unidad real, sin falsas poses y simulación. Sólo juntos vamos a construir la victoria electoral. Vamos a ganar sin alharacas ni aspavientos.

En ese contexto, se comprometió a ejercer una dirigencia cercana a la militancia, que mire a los ojos de todos los militantes y simpatizantes en todos los rincones, y anunció que recorrerá todo el país, desde cada seccional, colonia y barrio para escuchar.

Meade expresó que, después del importante cambio en la dirigencia priísta, la campaña se concentrará en que los ciudadanos conozcan sus propuestas y en hacer equipo con jóvenes y mujeres. Relató la relación con el nuevo dirigente, de quien dijo, es un priísta que ha picado piedra desde el seccional hasta que fue electo gobernador de Guerrero. Es un orgullo hacer equipo con él. Su experiencia política y electoral, su compromiso, su emoción y temple habrán de ayudar a conducir y coordinar a la campaña, un esfuerzo para ser exitosos.

El candidato expresó que la coalición es la mejor alternativa que ofrece al país, un rumbo en confianza, con la certeza de hacia dónde caminar juntos, que cuenta con el mejor diagnóstico y las mejores propuestas.

Hasta ayer, Juárez Cisneros era coordinador de la campaña de Meade en la cuarta circunscripción, que incluye Tlaxcala, Puebla –donde ayer estuvo de gira el candidato–, Morelos, Guerrero y Ciudad de México; los propios priístas le reconocen capacidad de operación política y electoral.

Desde su primer cargo público –en 1978– como analista en la desaparecida Secretaría de Programación y Presupuesto en Guerrero, Juárez Cisneros fue escalando en cargos públicos y de partido. De 1990 a 1993 fue alcalde de Acapulco; entre 1993 y 1994 se le designó coordinador estatal del Programa Nacional de Solidaridad –la política estrella del ex presidente Carlos Salinas de Gortari– y fue gobernador de Guerrero de 1999 a 2005. En el PRI ha sido delegado regional en distintas entidades.

Rindió protesta como senador en 2012 y pidió licencia el 6 de octubre de 2016, para asumir el cargo de subsecretario de Gobierno de la Secretaría de Gobernación, en sustitución de Luis Miranda Nava. El mismo día que Osorio Chong dejó Gobernación, el pasado 10 de enero, Juárez Cisneros anunció su salida del cargo; Meade lo incorporó a su campaña el 22 de febrero.

Ochoa Reza permaneció en el cargo un año y 10 meses, etapa en que se realizó la 22 asamblea que eliminó los candados para la designación de candidatos y el PRI logró retener las gubernaturas del estado de México y Coahuila.