Mundo
Ver día anteriorMiércoles 16 de mayo de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El presidente de Cataluña exige al gobierno español el fin de la intervención financiera

Torra se reúne con Puigdemont en Berlín; piden a Rajoy diálogo sin condiciones
Foto
Quim Torra, presidente de la Generalitat de Cataluña, y su antecesor, Carles Puigdemont, ayer en rueda de prensa en Berlín, donde ambos expresaron su determinación a continuar con el proceso independentistaFoto Afp
Armando G. Tejeda
Corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 16 de mayo de 2018, p. 28

Madrid.

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, viajó este martes a Berlín para asistir a una reunión de trabajo con su antecesor Carles Puigdemont, a quien calificó de presidente legítimo.

En rueda de prensa conjunta, ambos dirigentes exigieron un diálogo franco, abierto y sin condiciones al presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, para resolver el conflicto político. El mandatario español afirmó desde Sofía, Bulgaria, que está dispuesto a recibir a Torra, siempre y cuando el diálogo sea dentro de la legalidad.

En sus primeras horas de mandato Torra decidió viajar a Alemania, donde Puigdemont está en libertad bajo fianza y a la espera de que se resuelva la petición de entrega cursada por el Tribunal Supremo español por los delitos de rebelión, malversación y desobediencia.

Torra mantuvo primero un encuentro privado con su antecesor y mentor político para diseñar la estrategia de los próximos en meses –en los que tienen como prioridad la restitución de Puigdemont en el cargo y la liberación de los presos políticos– y para elegir a los consejeros que formarán parte de su gobierno.

Torra insistió en que su prioridad será la restitución de la normalidad institucional, que implica la investidura de Puigdemont, la liberación de los presos políticos, en referencia a 25 dirigentes políticos catalanes que enfrentan procesos por la declaración unilateral de independencia de octubre pasado, y la instauración de un proceso constituyente que permita la construcción de una república independiente, en acatamiento del mandato popular surgido del referendo.

Además, Torra exigió al gobierno español que ponga fin a la intervención financiera de las cuentas públicas de la Generalitat, controladas por el Ministerio de Hacienda español desde el año pasado para evitar que se destinen recursos públicos a actividades relacionadas con la independencia, e Insistió en la necesidad de crear una estructura superior del gobierno catalán, que llamará Consejo de la República, que presidirá Puigdemont y al cual se integrarán sólo representantes de las tres formaciones que pugnan por configurar la nueva república, con lo que dejarán al margen a las cuatro formaciones catalanas con representación parlamentaria que no defienden la independencia.

Desde la oposición, tanto en Barcelona como en Madrid se insistió en criticar y denunciar el discurso xenófobo, frentista y supremacista de Torra, sobre todo por el contenido de sus artículos y mensajes en las redes sociales de los últimos años, en los que habla en tono vejatorio de los españoles y de los inmigrantes.

Rajoy anunció una respuesta conjunta con los líderes de oposición Pedro Sánchez, del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), y Albert Rivera, de Ciudadanos, para hacer frente al nuevo desafío del discurso radical y racista que a su juicio representa Torra y el futuro nuevo gobierno catalán.

En una rueda de prensa desde Sofía, Bulgaria, el mandatario español explicó que si finalmente recibe la petición de Torra para reunirse con él, no tendrá ningún problema en acordar una reunión, siempre y cuando se abra un diálogo dentro de la legalidad. Reiteró que no hubo independencia; ni hubo República, ni va a haber.